lunes, 15 de octubre de 2012

Correr bajo la lluvia


El tratar de coger un hábito diario de ejercicios es bastante complicado de llevar, sobretodo los primeros días, pero en especial si su importancia radica en salir a correr durante un tiempo, y encima te encuentras con que comienza a llover, algo que puede hacer que te rompa los planes no debe de ser así, ya que, correr bajo la lluvia puede ser placentero, fácilmente llevable e incluso beneficioso en algunos campos. Por eso mismo se aconseja no amedrentarte ante una lluvia, siempre y cuando te prepares bien.
Lo primero es la vestimenta, evita el algodón, ya que este material almacena el agua en su interior, lo que lo hará más pesado. Para esto es mejor el uso de materiales hecho con Nylon o ropa impermeable. Y con las zapatillas igual, hay que tenerlas bien preparadas, que sean impermeables para que no se creen bolsas de agua.
Lleva una camiseta normal o térmica, dependiendo la época del año, y úntate vaselina en las zonas donde pueda recibir roces al pegarse la ropa. Beber agua como si fuera un día seco, ya que el cuerpo la necesitará igual. Y al terminar, ir a un sitio cubierto a estirar, y rápidamente volver a casa para darte una ducha, a ser posible trotando o relajando los músculos.
Que la lluvia no te corte el ritmo, que no sea un inconveniente que impida que puedas seguir llevando a cabo la puesta a punto de tu cuerpo, y quien sabe, lo mismo incluso se convierte en unaexperiencia buena, diferente y te deje con ganas de repetir.
Ademas no olvides de resguardar tus gadgets para que no se estropeen.
Correr bajo la lluvia te hace experimentar nuevas sensaciones, tacto, vista, olfato… y a vosotros ¿os gusta correr bajo la lluvia?

No hay comentarios:

Publicar un comentario