miércoles, 10 de octubre de 2012

Otro gran aliado: el Pilates

El pilates es un complemento perfecto para cualquier deporte, debido a la importancia que tiene la respiración en sus ejercicios, con lo cual aumentará el consumo de oxígeno y se mejorará la resistencia, contribuyendo a una mejora de la condición física general. Este método se podría utilizar en el calentamiento, logrando soltar los músculos y disminuyendo la rigidez de las articulaciones.
Existen deportes en los cuales se desarrollan ciertos grupos musculares, sobreentrenándolos y dejando de lado los otros grupos musculares, lo cual provoca un desequilibrio muscular, lo cual provoca que en los músculos que estamos incidiendo continuamente aumente la probabilidad de sufrir una lesión. El pilates es un complemento único para el desarrollo muscular equilibrado, y en los deportes que tienen estas características estará muy aconsejado, estoy hablando deportes como el tenis, golf, piragüismo, en donde priman unos músculos y otros se pueden dejar de lado.
Pilates tiene una peculiaridad de que desarrolla los grupos musculares desde dentro hacia fuera, lo cual quiere decir que comienzas mejorando la fuerza desde el centro del cuerpo hasta las extremidades, logrando mejorar nuestra estabilidad y logrando un equilibro muscular.
Los ejercicios de pilates a diferencia de otros ejercicios, deben ser realizados con mucho control y una gran concentración, lo cual hará que mejore nuestra conciencia corporal, lo cual se reflejará en un mejor rendimiento deportivo, esto se da ya que al ser capaces de localizar los músculos que activamos mas fácilmente, o saber cuando estamos o no trabajando grupos musculares en actividades normales. Esta conciencia hará que notes como la eficacia de nuestro cuerpo aumenta al realizar cualquier actividad.
Las lesiones, forman parte de la vida deportiva, y cuando estas se dan muchos deportistas suelen tener el error de parar de hacer ejercicio, con lo cual perjudicarán su forma deportiva y posteriormente su vuelta a la actividad, lo mejor que se puede hacer es moverse y seguir activo en la medida de lo posible ya que esto ayudará a una mejor recuperación, mejorando la generación de tejidos como el cartílago. El pilates es un medio de entrenamiento indicado para la recuperación de lesiones, y puede presumir de conseguir una mejor puesta a punto por los movimientos que realizamos en esta actividad, mejorando nuestra circulación sanguínea.
La recuperación es otro factor importante que debemos tener en cuenta en nuestros deportistas, sobre todo en etapas competitivas. Cualquier entrenamiento intensivo o competición provoca un agotamiento, y después de este esfuerzo debemos recuperar nuestro organismo, “recargándonos de nuevo”. El pilates es un ejercicio aeróbico de baja intensidad que se opone a la gravedad, y relaja la tensión de las articulaciones, lo cual hará que nos recuperemos antes por que se mejorará la circulación sanguínea, limpiando todos los desechos que nuestro organismo ha generado con la competición. Se puede decir que el rendimiento deportivo está muy afectado por dos factores ligados con la recuperación, los cuales son la rigidez de los músculos acortados, y la capacidad del cuerpo para eliminar el lactato muscular producido por la fatiga.
Una respiración adecuada es vital para los ejercicios de pilates, y esta estará muy presente en dichos ejercicios, con lo cual podemos decir que este entrenamiento de la respiración tendrá muchos beneficios en nuestra práctica deportiva habitual, ya que un mayor control de la respiración y de los patrones respiratorios correctos según nuestro deporte podrá hacer que mejoremos nuestro rendimiento y conseguir una disminución de la fatiga durante el esfuerzo.

Así que no esperes mas y pruebalo.






Fuente: Adamany, K.; Loigerot, D. “Pilates, Una guia para la mejora del rendimiento”

No hay comentarios:

Publicar un comentario