martes, 23 de octubre de 2012

Un consejo de Dorian Yates

“¿Altas repeticiones, pesos moderados, series gigantes, entrenamientos en circuito? Está perfecto si lo que quieres es hacer aeróbicos y ganar condición, pero si lo que quieres es ser un físicoconstructivista no hay como entrenar intenso, hasta el fallo lo más pesado posible, entrenamientos cortos de no más de una hora en el gimnasio, una excelente alimentación y cuidar mucho la recuperación de tus músculos antes de volverlos a trabajar”. Palabras de Yates en un seminario en Miami. Este gran culturista de nuestro tiempo fue seis veces Mr. Olympia y habla de esta manera sobre el entrenamiento de un culturista.
Yates explicó que la única manera de hacer crecer el músculo es fortaleciendo el cuerpo con más peso levantado, repeticiones hasta el fallo en promedio de seis a ocho por serie, realizadas en estrictos movimientos del ejercicio, sin hacer trampa, combinado con una alimentación alta en carbohidratos complejos y proteínas magras, así como mucho descanso entre entrenamientos, dejando en ocasiones un día de descanso entre sesión y sesión, dependiendo de la recuperación individual y la forma de dividir la semana.
Este sistema permite además quemar grasa excedente del tejido adiposo debido al alto consumo calórico que el cuerpo demanda para reponerse de la intensidad de los entrenamientos y el glucógeno necesario para el anabolismo y crecimiento del músculo. 

3 comentarios:

  1. El problema es que se necesita de alguien que te ayude a hacer las forzadas.

    ResponderEliminar
  2. Entrena como yates y terminaras siendo un puñado de lesiones en unos años

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo haces mal, por supuesto, pero si te pones en manos de profesionales, entrenas con intensidad y tienes mucho cuidado con la recuperación de tus músculos después de entrenarlos no tienes por que lesionarte. Las lesiones ocurren cuando hacemos mal las cosas, son accidentes en los entrenamientos, pero se pueden evitar llevando un método fiable, estricto y de la mano de profesionales.

      Eliminar