viernes, 9 de noviembre de 2012

7 pecados capitales

No cedas a la tentación. Estas son las cosas que se debes evitar si te quieres construir un cuerpo mas fuerte y musculoso y no caer en la mediocridad.

Si entras en cualquier foro o lees artículos por Internet sobre los métodos de entrenamiento, las dietas y los descansos, veras a mucha gente debatir de manera encontrada dando su opinión a favor o en contra, pero hay algo en lo que todos están de acuerdo.





El pecado de la bebida:
El diablo dice: Vamos hijo, tomate otro tequila. Es viernes por la noche y los entrenamientos han terminado por esta semana.
Nosoloentrenamiento dice que una copa en la comida esta bien, pero los atracones de alcohol tiene varias consecuencias desastrosas, especialmente después del ejercicio. A pesar de tener más calorías que una ensalada chocolate, los azúcares en alcohol están en una forma que no puede ser inmediatamente utilizados por los músculos para recuperarse. Debido a que estas borracho, no se cuenta ni si tiene hambre y su cuerpo cogerá energía donde la obtenga mas fácil en el tejido muscular. En este punto, su cuerpo entra en un estado catabólico en el que nos estamos, literalmente, comiendo para sobrevivir. Y la resaca va a interrumpir la entrada de glucosa en el cuerpo, lo que debilita sus músculos y retrasa aún más el proceso de recuperación.

El pecado del sobreentrenamiento:
El diablo dice: Mira esa barriga y los brazos larguiruchos y pequeños - nunca vayas así a la playa. Ve al gimnasio y no vuelvas hasta que te hayas quedado sin manos de entrenar, patán.
Nosoloentrenamiento dice que entrenar demasiado tiempo o demasiado a menudo es en realidad peor que trabajar demasiado poco. Después de 45 minutos más o menos, las reservas de energía en los músculos y el hígado se agotan, lo que significa que dos horas de entrenamientos son contraproducentes. El proceso de construcción muscular depende de romper el tejido muscular y luego darle al menos dos días para reconstruir y crecer. El entrenamiento duro también debilita el sistema inmunológico. Nunca entrenar si todavía tiene dolor muscular.


El Pecado del Orgullo
El diablo dice: Coge ese peso, esas mancuernas de 40kg están hechas de corcho.
Nosoloentrenamiento dice: Naturalmente, debes tratar de progresar, pero la mayoría de la gente trata de levantar demasiado peso demasiado pronto. Además de correr el riesgo de lesión, tendrá menos impacto en su masa muscular que el levantamiento de pesas con las que en realidad se puede completar una serie. Para conseguir un buen trabajo se debe utilizar un peso que nos permita mantener el músculo en tensión unos 45-60 segundos por serie, lo que significa ser capaz de completar alrededor de ocho repeticiones. Estacione su ego en la puerta del gimnasio. Puede que no parezca que estás trabajando tan duro como el que más, pero al concentrarse en hacer el movimiento correcto con un peso razonable se obtienen mejores resultados.

El pecado de la vanidad:
El diablo dice: Estás ejercitando tus piernas? ¿Para qué? Nadie las mira, de todos modos vete al press de banca, ¡ahora!.
Nosoloentrenamiento dice: La construcción de un cuerpo fuerte no se produce solo con el entrenamiento de determinados grupos musculares porque se ven bien en el espejo. Sobreentrenar algunos músculos a expensas de los demás puede conducir a desequilibrios en la fuerza y problemas de postura, pareciendo que hayas caído un par de peldaños en la escala evolutiva. Debes de seguir un plan de entrenamiento equilibrado. Un error de clásico es hacer muchos ejercicios de empuje - como el press de banca y sentadilla - y no suficientes de tracción, que pueden crear desequilibrios musculares reales.


El Pecado de la dejadez:
El diablo dice: Rápido, coge la barra y haz la serie lo mas rápido posible sin importarte el movimiento, vamos termina ya sea como sea y a otra cosa.
Nosoloentrenamiento dice: Debe levantar un peso, bajo control, a través del rango completo de movimiento del músculo. Lo que no debes hacer es mover mas peso, con impulso, en lugar de fuerza, para levantarlo. Mira la simetría incluso cuando estas llegando al fallo, y siempre mantén el equilibrio y el control, ya que es bajo presión cuando se prueba su técnica.


El pecado del estrés:
El diablo dice: Así que estás ocupado? ¿Y qué? Tienes que recoger a los niños, ir a comprar, preparar la comida, luego ir a trabajar, ir al medico..... termina tu entrenamiento rápido, ¡ya!.
Nosoloentrenamiento dice: la hormona del estrés en el cuerpo es el cortisol, se encuentra en su nivel más alto por la mañana y disminuye lentamente durante el día cuando se acerca la hora de dormir. Sin embargo, un estilo de vida estresante y dejar los entrenamientos para última hora de la tarde eleva el nivel de nuevo. Si bien el cortisol ayuda a entrenar más y más rápido, también hace que tu cuerpo queme el tejido muscular como combustible.

El pecado de la gula:
El diablo dice: Acabas de quemar cientos de calorías en las sentadillas, por lo que, por supuesto, una chocolatina no va a hacer que engordes. Es probable que con el sudor en el autobús hacia casa la elimine. Vamos, ¿por que no te paras en un burguer mientras lo piensas y te pones hasta los ojos?.
Nosoloentrenamiento dice: Sólo porque estas haciendo ejercicio no tienes barra libre de comida basura. Si se acumulan los carbohidratos simples (azúcares) y los alimentos grasos después de un entrenamiento obtendrá un aumento masivo de la calorías, la mayor parte de las cuales sólo se convertirá en grasa sin proporcionar a su cuerpo los nutrientes que necesita para convertir su entrenamiento en nuevas fibras musculares. Para reconstruir los músculos necesitas tomar proteínas y carbohidratos en una proporción de 3:1 inmediatamente después de su entrenamiento.



No hay comentarios:

Publicar un comentario