viernes, 16 de noviembre de 2012

Cadena perpetua



No es que sea una condena, pero lo puede parecer. Trabajar con cadenas puede llevarnos mas haya de donde nunca lo hicimos. Las cadenas te pueden parecer sexys, si te va ese rollo, pero terminaras por hacerte amig@ de ellas cuando notes los resultados.
Incluir las cadenas en tus materiales de entrenamiento no es ninguna tontería y te lo explico. Cuando hacer un movimiento de empuje en un ejercicio, nos cuesta mas levantarlo cuanto mas cerca de el suelo esta, pero poco a poco vemos que subiendo el peso cuesta cada vez un poco menos, incluso los últimos cms son fáciles comparado con el resto del recorrido. Pues para potenciar esa parte que nos parece mas fácil utilizaremos las cadenas.


Necesitamos dos cadenas dobles, formadas por una cadena mas fina unida a otra cadena mas gruesa y pesada. Estas las pondremos en los extremos de la barra que vamos a usar de manera que la cadena fina este en la barra y la gruesa llegue al suelo.

A medida que se va realizando el movimiento , por ejemplo, de press de banca o sentadillas  la parte de la cadena que ha quedado apoyada en el suelo se va levantando pasando a ser carga a elevar, por lo que conseguimos una mayor activación muscular en la fase final del movimiento (en muchas ocasiones, la más “fácil).

Cuando bajamos se apoyan otra vez en el suelo quitando peso a nuestro ejercicio. De esta manera se consigue una resistencia continua en todos los niveles del movimiento. Además te ayudan a evitar la aceleración natural que se produce cuando estamos llegando al final del recorrido evitando el bloqueo de las articulaciones.
Otro de los factores en los que influye es en la curva velocidad-fuerza,  Una definición rápida de esto sería “a mayor velocidad producida, menos es la fuerza requerida para mover el objeto. Cuanto más rápido levantes una pesa, menos fuerza necesitas para terminar el levantamiento. Por lo que con las cadenas desarrollamos mas fuerza y potencia.

Ahora no vayas a encadenar todo el gimnasio, utilízalas solo en algunos de tus ejercicios, press de cualquier tipo ( pecho, hombros, tríceps) o el los curl con barra para tus bíceps.


Con este post, no quiero llegar solo a los que sudan, osea a todos los que entrenan, sino también a los propietarios de gimnasios e instalaciones deportivas. Muchas veces invierten su dinero en maquinas de ultima generación que valen una pasta y que luego no son tan efectivas, o te ponen un tv de 55 pulgadas para que veas las telenovelas en el gym y les cuesta invertir en unas cuerdas, unas bandas elásticas o unas simples cadenas unos miseros euros. Algunas veces pienso que si no pesaran tanto las llevaría en la mochila todos los días a entrenar. Ahí lo dejo para que el que quiera se aplique el cuento.


Así que ahora que llego el mal tiempo no te olvides de las cadenas y coméntanos tus resultados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario