lunes, 12 de noviembre de 2012

El cinturón de Arnold

Arnold  Schwarzenegger (lo he escrito bien) fue un gran campeón, pero no solo eso, nos ha dejado ejercicios con su nombre y rutinas que pasaran a la historia.
Pero eso no es todo, el pasaba horas y horas meditando como perfeccionar su cuerpo, su entrenamiento y su figura. Una persona tan exigente consigo misma le gusta trabajar rozando la perfección, y queriendo llevar el curl de bíceps a un nivel superior se le ocurrió la idea del cinturón.
 Necesitaba que los codos no se separaran del cuerpo y que además no se produjera ningún tipo de balanceo por lo que le dio muchas vueltas hasta conseguir el artilugio del que hablamos.


Es una especie de cinturón pero que va sujeto por detrás del cuello y apoyado en el abdomen con una forma especial que recoge los codos y no deja que se balanceen. Es perfecto para este ejercicio y también para los jalones de tríceps en polea alta.

Es difícil de encontrar en tiendas, incluso en las especializadas, pero se comercializa en paginas por Internet. Si alguna vez tenéis la oportunidad de probar uno como hice yo, vereis la gran diferencia de hacer el ejercicio con, y sin el. 

Es una buena invesion, por unos 30-35 euros lo podréis conseguir en Amazon o Ebay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario