miércoles, 21 de noviembre de 2012

La guerra de las maquinas


Parecia que no llegaría el día en que las maquinas dominaran los gimnasios, pero tal y como predijo Terminator las maquinas se apoderaran del mundo. 2012 después de Cristo, cada vez hay menos gimnasios de barrio con sus mancuernas llenas de herrumbre y sus barras dobladas por los pesos empleados para entrenar. La gente acuda a club sociales donde se practica además de pesas otro tipo de disciplinas como el body pump o el pilates, con cafeterías, piscinas, club de golf, pistas de padel.... Las maquinas invaden la zona de musculacion, quedan tres bancos multiusos, un mancuernero y 4 barras con algunos discos que de vez en cuando secuestran para lastrar las maquinas de peso libre. Es el apocalipsis.


Con esto no pretendo ser pesimista ni decir que estoy en contra de entrenar con maquinas, pero lo que no me gusta es que me impongan las cosas. Que pueda decidir si quiero trabajar con las maquinas o con pesos libres y de elegir esta ultima opción, poder desarrollar los ejercicios que quiera con el material necesario, no limitarme a cuatro pesitas.

Las maquinas tienen sus ventajas e inconvenientes. Las máquinas son muy aconsejadas para los principiantes en actividades de musculación-tonificación ya que pueden ir aprendiendo de manera fácil el movimiento a seguir para el trabajo de los diferentes músculos.
Otro punto a su favor es la seguridad y estabilidad del movimiento. Para los que están empezando, la falta de fuerza o errores de novato similar no acarreará males mayores que un sonoro topetazo de los topes de la máquina. En gente experimentada y que necesita coger mucho peso también debe primar el factor seguridad, y las máquinas lo tienen porque si la serie es hasta el agotamiento y no se tienen compañero que sujeten el peso, la máquina siempre suele tener unos límites de seguridad para interrumpir el movimiento.
Si lo que se pretende es trabajar un músculo de manera específica y no se quiere que intervengan otros, las máquinas son perfectas para esto, al aislar el músculo que se quiere trabajar y no dejar que otros roben el protagonismo.
El uso de pesos libres tiene múltiples ventajas respecto a las máquinas:
Tús músculos se mueven de manera natural y libre; no tienen que adaptarse a las posturas, a veces forzadas, que imponen las máquinas.Los pesos libres trabajan más músculos a la vez, músculos que están diseñados para trabajar conjuntamente. Las máquinas tienden a aislar los músculos, en movimientos menos naturales.Al trabajar con pesos libres se involucran también los músculos ‘estabilizadores’ (principalmente los abdominales y lumbares). El uso continuado de máquinas puede generar desproporciones en los músculos, o descoordinaciones entre ellos al no entrenarlos de manera coordinada; y esto hace que ante un movimiento brusco o un esfuerzo repentino en la ‘vida real’ de repente, zas!, lesión!Los pesos libres (barras, mancuernas…) son infinitamente más baratos y ocupan mucho menos espacio. Puedes tener en casa todos los beneficios de un gimnasio tradicional con un buen set de pesas y por una fracción del costo de una máquina. Y ni hablemos del costo de mantenimiento; las máquinas se estropean, se deterioran… mientras que tus pesas, en fin, ¿cuánto mantenimiento requiere un trozo de hierro?
En definitiva, los pesos libres implicarán más fibras musculares y más músculos en el trabajo con pesas. No es más que el factor propioceptivo, por el cuál el cuerpo percibe posiciones de los segmentos y corrige continuamente el movimiento. En las máquinas es difernente, sólo tienes que preocuparte de hacer el movimiento porque este ya está acotado.
Otro factor es el nervioso. El músculo, que tiene componente nervioso, cuando se entrena establece más conexiones neuromusculares con fibras musculares como proceso de adaptación. Como en el entrenamiento con peso libre la solicitación muscular es mayor se establecerán mayores conexiones y por tanto mayor ganancia de fuerza. En las máquinas estas conexiones también se establecerán, pero al solicitarse menos fibras musculares serán menores y por tanto la ganancia de fuerza también.
Mi recomendación es que utilices todos los medios que tengas a tu alcance, que no bases tu entrenamiento solo en maquinas o en peso libre, la virtud esta en el medio y los vicios en los extremos. Combinando movimientos de peso libre con maquinas modernas que están bastante conseguidas y no son las antiguas y ortopédicas maquinas de antaño.
¿Y tu de quien eres? ¿De Rocky Balboa o de Terminator?.
    

3 comentarios:

  1. de terminator obvio!!!

    arnold 4 life!!!!

    ResponderEliminar
  2. en la orden existe un gimnasio rustico el de la puerta verde esta como cuando lo abrio el dueño hace unos cuantos de años

    ResponderEliminar