lunes, 26 de noviembre de 2012

Que se esconde detrás de las grasas saturadas.



Con la posible excepción del colesterol, nunca ha habido una faceta de la nutrición más malentendida que la de la grasa saturada. Lo habréis oído millones de veces: “No comáis nada de grasa saturada, que os va a obstruir las arterías” o“Os provocará enfermedades del corazón". Bueno, estoy aquí para deciros que habéis sido engañado, mal informados y manipulados por los medios, organizaciones médicas y por las “autoridades en salud” a partes iguales.



Hay un estudio que encontró que“La grasa saturada no se ha asociado con un aumento del riesgo de enfermedad coronaria, accidente cerebro-vascular o enfermedad vascular coronaria”.
Existen muchas razones por las cuales deberías consumir cantidades razonables de grasa saturada.Ahora bien, por favor ten en cuenta lo siguiente, no estoy sugiriendo que debas tomar tarrinas de mantequilla o comer kilo y medio de carne cada día. Lo que estoy sugiriendo es que la grasa saturada es saludable y beneficiosa si se incluye en una dieta equilibrada y razonable.

veamos algunos de esos beneficios:

-Las grasas saturadas afectan positivamente la función hormonal. Para ser más especifico, los niveles de testosterona libre tienden a ser más altos en personas que incluyen grasas saturadas en su dieta. La testosterona libre debería ser algo importante para ti ya que ayuda al crecimiento muscular, a la reparación de los tejidos además de fortalecer el sistema inmune y sexual.

-Las grasas saturadas ayudan a los tejidos a retener mejor los ácidos grasos omega-3 y ayudan a convertir dichos omega-3 a su forma final usable (DHA). Todos hemos oído acerca de los maravillosos beneficios que los ácidos omega-3 producen en nuestro sistema cardiovascular.

-Las grasas saturadas fortalecen nuestro sistema inmune. Aunque no somos bebes durante toda nuestra vida, todavía podemos aprender mucho de las madres que nos amamantaban. Lo que tiene de especial la leche materna es que contiene un montón de ácido láurico. El ácido láurico es una grasa saturada de cadena media que destaca por su habilidad por fortalecer nuestro sistema inmune por lo que los bebes alimentados con leche materna a menudo tienen sistemas inmunes más fuertes.

-Las grasas saturadas fortalecen nuestro hígado. El hígado sufre una paliza cada día debido a las toxinas que cada día comemos, bebemos o respiramos. Muchos estudios en animales han demostrado que la grasa animal protege el hígado del daño hepático producido por el alcohol. El aceite de coco también protege el hígado así como el aceite de palma y el de mantequilla de cacao.

-Las grasas de origen animal contienen vitaminas solubles en grasa que permiten su utilizaciónSi comes unas pocas zanahorias pensando que obtendrás suficiente vitamina A, estás equivocado. Con la excepción de que este tipo de vitamina A es en realidad caroteno que necesita ser convertido en la versión usable de vitamina A y si no hay grasa que ayude a su absorción esta no se produce.

-Las grasas saturadas ayudan a mejorar el perfil de tu colesterol y pueden ayudarte a vivir más

No hay comentarios:

Publicar un comentario