lunes, 3 de diciembre de 2012

Cuidado con el frío.


Ya parece que se instala el frío para largo, los días son mas cortos, hay menos luz y las temperaturas son mucho mas bajas. El clima es un factor muy importante a la hora de entrenar y puede tener consecuencias muy desagradables si no se tiene en cuenta. Ya se acabaron esos días en los que podías correr en tirantas o mangas cortas y pantalón corto. Es hora de sustituirlas por mayas y camisetas técnica de manga larga.

No te abrigues en exceso al salir de casa. Durante los primeros minutos del entrenamiento la sensación de frío es mayor, pero a medida que pasan los metros y el cuerpo entra en calor, las prendas de ropa os empezarán a sobrar.
Los guantes y el gorro u orejeras son siempre recomendables. Al revés que con las sudaderas, si a mitad de carrera os sobran siempre podéis guardarlas en el dobladillo de la malla o pantalón.

Los chubasqueros sólo son recomendables si llueve bastante, y os sugerimos que no corráis demasiado tiempo con ellos. Suelen impedir, aunque estén bien ventilados, que el sudor se evapore. Póntelos sólo en días de lluvia intensa durante 30 ó 40 minutos, o en los calentamientos muy breves.

 Hay que tener en cuenta que somos unos candidatos estupendos a coger cualquier tipo de gripe, enfriamiento o resfriado. Si estamos entrenando duro, podemos tener las defensas bajas, si a esto le agregamos que sudamos y a veces paramos por mil circunstancias como comenzar unas series, estirar, hacer ejercicios o incluso hablar con alguien, coger frío sería algo natural. 

Para fortalecer las defensas, os aconsejo que recurráis a remedios naturales, como el propoleo, que junto con el aumento de la ingesta de vitamina C pueden ser un seguro contra los enfriamientos o por lo menos los convertirán en más cortos y llevaderos. Además, tened siempre precaución de no quedaros demasiado tiempo con la ropa mojada, cambiando siempre la camiseta después de correr y antes de estirar.

 Al terminar un entrenamiento, ponte pronto "a cobijo", no te quedes frío y sudoroso y a la intemperie, ya que entonces corres el riesgo de resfriarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario