jueves, 24 de enero de 2013

Elevaciones laterales inclinado



Prueba esta variación de las elevaciones laterales para trabajar la parte media de los deltoides.

Si haces elevaciones laterales estándar ya sea de pie o sentado, introduce una inclinación del ángulo de ataque y convierte el movimiento en otro totalmente diferente. En el que la tensión se hace sentir sobre todo en la primera mitad de cada repetición, en lugar de las elevaciones laterales normales, donde los deltoides realmente no intervienen hasta pasado el primer cuarto del recorrido, el inicio del movimiento es el más fácil porque requiere poco esfuerzo para mover las pesas a unos cuantos centímetros de distancia de los lados. A partir de ahí se empieza a sentir el quemazón. No es así con las elevaciones laterales inclinadas. de hecho, cuando estás inclinado en un ángulo opuesto al arco del movimiento, te encontrarás la resistencia de la gravedad desde el principio.



Debido a que tus deltoides están bajo tensión desde el principio, vas a encontrar que es un ejercicio difícil, y tendrás que aligerar el peso.  Aunque se puede poner este ejercicio al final de la sesión de ejercicios de hombro, nuestro consejo es que se realicen al principio, como un ejercicio de pre-agotamiento para luego pasar a los ejercicios compuestos.
 Y no te sorprendas si, en unos meses, las puertas empiezan a parecer más estrechas.


1 comentario:

  1. Parece tener mucha lógica pues nada a probar y ya te contare

    ResponderEliminar