viernes, 4 de enero de 2013

Mano sobre mano



Cuando queremos entrenarnos y no tenemos la posibilidad de usar ningún tipo de aparato nuestro mayor aliado es nuestro propio peso corporal. Hacer ejercicios con nuestro peso es una manera muy natural de entrenarse, nosotros somos nuestra propia resistencia y luchamos con ella todo el día, cuando nos movemos, subimos escaleras, saltamos...


Cuando queremos trabajar de manera mas especifica una parte de nuestro cuerpo la cosa resulta mas complicada. Todos sabemos ejercicios básicos como dominadas, fondos o flexiones, pero si siempre hacemos los mismos terminamos por dejarlos por la monotonía del entrenamiento.


Hoy os enseñamos una variante de las flexiones, es un trabajo mas duro pues la fuerza para subirnos la haremos prácticamente con un brazo mientras que el otro nos sirve para equilibrarnos y ayudarnos cuando no seamos capaces de levantarnos.

Colócate en la posición inicial de las flexiones normales, con las manos separadas a la altura de tus hombros. Ahora coloca tu mano izquierda sobre tu derecha. Flexiona el brazo bajando tu cuerpo hasta tocar con la barbilla el suelo, manteniendo el cuerpo en todo momento recto. Luego sube empujando con tu brazo derecho y ayudándote un poco con el izquierdo que esta apoyado en la mano derecha. Aguanta la posición y baja otra vez.

Al principio haz 5 repeticiones con cada brazo, pero en un par de sesiones aumenta a 10 con cada brazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario