domingo, 6 de enero de 2013

Pliometricos ¿que son?



Los ejercicios pliométricos son un tipo de entrenamiento en que se combina la fuerza y los movimientos rápidos, los movimientos potentes y rápidos para preestirar el músculo y activar el ciclo creando una contracción concéntrica más fuerte. Son un entrenamiento que es fuerza y ejercicio aeróbico a la vez, y se utiliza para adquirir más fuerza, velocidad y rapidez.

Se utiliza para disminuir la cantidad de tiempo que se requiere entre la contracción excéntrica muscular y la iniciación de la contracción concéntrica. Su paridad se la conoce como ciclo de estiramiento y acortamiento y se divide en reflejos propioceptivos y propiedades elásticas de fibra muscular.
La pliometría se basa en que cuando un músculo se carga y contrae de forma rápida la contracción es más fuerte, por tanto se puede hacer algo mejor, correr más rápido, saltar más alto o lanzar más lejos, siempre que se contraiga inmediatamente después. Al cargar el músculo se acumula energía como si de un muelle se tratara, y ésta es la que impulsa en el momento de la contracción, por eso si no se hace al momento esa energía que se ha acumulado se pierde y ya no tiene ese efecto.
Además, en ello hay un componente neurológico, ya que el cuerpo detecta ese estiramiento y hay un reflejo de estiramiento que protege las articulaciones contrayendo el músculo, y esto hace que la contracción sea más rápida.
¿Por qué se realizan? Por muchas razones, pero muchas personas los realizan porque después de un tiempo haciendo ejercicio quieren dar un empujón a aquello que están realizando, quieren sentirse mejor, levantar más peso, tener más fuerza, correr más rápido o algo más. Después de tanto ejercicio los músculos se acostumbran a ese esfuerzo y es hora de asumir nuevos retos.
Uno de estos ejercicios de los que hablamos es el salto en profundidad, ya que se salta con fuerza desde el suelo a una superficie más alta y después se vuelve al suelo amortiguando la caída.
Anímate con estos ejercicios:

Saltar en el sitio

El ejercicio pliométrico más sencillo. Agáchate y rápidamente salta lo más alto que puedas. Amortigua la caída doblando las rodillas y ¡salta otra vez! Repite veinte veces y pregunta a tu corazón a qué ritmo quiere bailar.

Salto con caja

Necesitas un banco o una plataforma que tenga entre 25 y 40 cm de alto. Agáchate y salta explosivamente para subirte a la caja con los dos pies a la vez. Salta hacia atrás y salta de nuevo como si el suelo quemara. aterriza siempre sobre la almohadilla de los pies, no el talón. Dos series de 10 repeticiones.

Salto en profundidad

Súbete al banco y déjate caer, doblando las rodillas para amortiguar el impacto. En cuanto toques el suelo, salta hacia arriba lo más alto que puedas. Repite diez veces.

Lanzamiento de balón medicinal al suelo

Necesitarás un balón medicinal y un sitio donde no puedas romper nada. Levanta el balón por encima de tu cabeza. Piensa en tu jefe o en algún político, y estrella el balón contra el suelo con todas tus fuerzas. Repite diez veces.



No hay comentarios:

Publicar un comentario