sábado, 5 de enero de 2013

Sube por la escalera



Las escaleras son elementos inertes que tenemos a mano todos los días. La mayoría de las veces intentamos evitarlas, pero después de este entrenamiento no las querrás ni ver.
Busca una escalera relativamente grande, en un edificio alto, en un lugar publico como un parque o unas gradas de un estadio para los mas valientes.


Empezamos calentando motores, sube y baja las escaleras durante 3 minutos a un ritmo cómodo casi a trote.

-Ejercicio 1: Sube los escalones de 2 en 2, tienes que subir la altura de 4 pisos y después bajar de uno en uno los escalones. Descansa 45 segundos y repite 2 veces mas.

-Ejercicio 2: Salta de puntillas con los dos pies a la vez de escalón en escalón. Hazlo subiendo 10 escalones, baja y descansa 45 segundos antes de repetir dos veces mas.

-Ejercicio 3: Sube a la pata coja 10 escalones con cada pierna y recupera mientras bajas. repite dos veces con cada pierna.

-Ejercicio 4: Saltos de rana, salta los escalones de 2 en 2 con las manos por delante del cuerpo de manera que realices al menos 10 saltos seguidos. Descansa 45 segundos y repite.

-Ejercicio 5: Sube la escalera a 4 patas. Sube el equivalente a 2 pisos y recupera mientras bajas.

-Ejercicio 6:  Para este ejercicio necesitas la ayuda de otra persona, sube 10 escalones a carretilla, baja, descansa 20 segundos y repite 3 veces mas.


Con este entrenamiento se mejora la potencia, se incrementa la fuerza y la elasticidad muscular. No solo tonificas las piernas sino también los glúteos y permite acelerar el metabolismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario