martes, 15 de enero de 2013

Tu estado de animo no es una excusa



Que el ejercicio físico es fundamental en nuestra vida cotidiana ya lo sabemos todos. Pero lo que a veces olvidamos es que no todos los días nos encontramos con el mejor ánimo para ponernos en movimiento.
Por suerte, hay una variada oferta de deportes y ejercicios para elegir según tus intereses y para los distintos estados de ánimo. Entre ellos, algunos vienen mejor cuando estamos ansiosos e inquietos y otros son ideales para obtener una sonrisa cuando estamos tristes.
Si estas triste:

La tristeza y la depresión generalmente nos inmovilizan y nos dejan sin fuerzas para emprender cualquier actividad física. Sin embargo, hay deportes que vienen muy bien para aumentar un poco el ánimo y nuestro ritmo cardíaco  como el ciclismo o caminar acompañado de un amigo. Otra muy buena opción para relajar tu respiración y atraer pensamientos positivos es el yoga y el método Pilates, que también te ayudarán a conciliar el sueño.
Si estas estresad@:
Si eres de aquellos que tienen su agenda hasta arriba, seguramente no tengas el tiempo suficiente como para hacer ejercicio. Por ello, te recomiendo un entrenamiento breve pero intenso, utiliza sesiones cortas trabajando en circuitos, apúntate a una clase de Crossfit o haz un entrenamiento HIIT, con el mismo ejercicio, estarás combinando movimientos que mejoran tu fuerza y hacen bien al corazón. Además quemaras calorías como si fueras una antorcha. 
Si estas enfadad@:
Estás en uno de “esos días” y no tienes buen humor para hacer ejercicio. Lo mejor que puedes hacer es liberar la ira y la energía negativa en una clase de Aerobox o jugando un partido de padel. La concentración que demandan ambas actividades mantendrán tu mente despejada del mal día que has tenido. Además, quemarás muchas calorías.



Si estas ansios@:
El gimnasio te aburre o sientes que el ejercicio que has venido practicando no te brinda los resultados esperados. Entonces, intenta con una actividad novedosa y desafiante como escalar o los deportes de riesgo. Te mantendrás entusiasmado y lleno de energía, con la ventaja de que será un entrenamiento distinto al que acostumbrabas.


Si estas demasiad@ tranquil@:
Estás tan pero tan relajado que mover un solo dedo te da muchísima pereza. Para mantener ese nivel de relax, que no está nada mal, practica natación suave o ejercicios de tai chi.





No hay comentarios:

Publicar un comentario