jueves, 14 de febrero de 2013

El destructor de bíceps




La mayoría de la gente hace trampa al entrenar sus bíceps. Descubre por qué y cómo afecta al desarrollo.
Habrás oído infinidad de veces y leído también estas palabras: " Utiliza la forma correcta, aprieta el músculo en el punto de máxima contracción, usa un rango de movimiento completo" Sí, ya sabes hacer todas esas cosas ... o ¿no?


Podría decirse que al menos el 90% de la gente que veo en el gimnasio hacen un error crucial en el bíceps, en el movimiento de curl, a pesar de que ellos piensan que están trabajando los brazos de la mejor manera posible. Y lo que ellos no saben, es que lo que están haciendo, puede ser contraproducente para sus objetivos de tratar de construir grandes bíceps. He aquí por qué.

Durante los curl, se empieza con los codos a los lados, contrayendo los bíceps para levantar el peso. Pero si  subes hasta el punto donde la barra toca debajo de la barbilla o a la altura del hombro, tus deltoides frontales han ayudado en el movimiento, tirando los codos hacia adelante.

La gente tiende a llevar los codos hacia adelante por dos razones simples. La primera es tratar de alcanzar un pico mayor de contracción del bíceps. La segunda razón es que el orgullo y el ego. Normalmente se puede utilizar más peso cuando no se está aislando el músculo, una bonita forma de decir que estás engañando . Y si bien es apropiado el uso de técnicas de engaño de vez en cuando para impulsar el crecimiento, hacerlo en cada repetición puede obstaculizar tu progreso.


Llevar los codos hacia adelante puede aumentar la carga de trabajo, pero en los deltoides frontales y aumentar la tensión sobre el tendón del bíceps. En última instancia, esto podría conducir a la compresión y causar un desgaste excesivo. Y cuando necesitas utilizar los hombros para ayudar a hacer los curl con un peso más pesado, tiendes a inclinarte hacia atrás, lo que podría causar molestias en la espalda baja o incluso dolor.

Cuando permites que tus codos se desplacen muy lejos hacia adelante, el peso está directamente sobre los codos, es decir, el bíceps no tiene que trabajar tan duro en contra de la gravedad. Puedes pensar que se ve bien, pero el efecto general sólo en los bíceps es menor que si los codos se plantan firmemente a los lados. Y para aquellos que buscan una congestión y bombeo increíble, tratar de terminar la rutina de esta forma. Te sorprenderás de lo lleno que tus bíceps se ponen cuando no dejas que tus hombros se involucren demasiado.



Si eres uno de los del 90% de los que quieren brazos más grandes, pero no fijan los codos a los lados cuando hacer los curl, comienza por dar marcha atrás en el peso que utilizas. Recuerda, el bíceps es sólo un pequeño grupo de músculos con dos cabezas, por lo que la clave está en trabajar de manera inteligente y eficiente con varios ángulos, Luego, de vez en cuando, deja que tus hombros puedan ayudar a mover más peso que del otro modo no podrían.

Y si bien a menudo es fácil pasar por alto consejos de entrenamiento que parecen redundantes, pero simplemente haciendo mal un solo movimiento de una articulación, como un curl de bíceps, en un momento puntual podrías estar haciendo a tu físico mas daño que bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario