martes, 2 de abril de 2013

Correr: ¿En cinta o en la calle?




Todas las actividades de cardio son beneficiosas, pero, ¿que es mejor, correr en cinta o en la calle?.
Seguro que recuerdas cuando viste por primera vez en la película de Rocky la escena en la que se entrena corriendo por las calles de Philadelphia, su música, la gente acompañándole... Mas de uno de vosotros ese día salio a correr imitándolo. Pero, ¿cuantos de vosotros corre regularmente por las calles para hacer cardio?¿Y cuantos utilizan la maquina de correr para realizar ese ejercicio?. Los dos tienen sus ventajas e inconvenientes.

Correr al aire libre es más difícil ya que probablemente te encontraras con superficies irregulares e impredecibles, por no hablar de las personas y vehículos que se cruzan en tu camino. Como resultado, vas a terminar trabajando más duro ya que los costes de oxígeno al correr por la carretera son mayores que los logrados funcionando a la misma velocidad que en una cinta. Por otro lado, correr en una cinta ofrece un entorno estable, además te permite controlar el ritmo al que deseas trabajar.

BENEFICIOS:
Cinta: Correr en una cinta es menos probable que cause daño en las articulaciones o lesiones que son más comunes con la carrera en carretera. Además, la cinta de correr ayuda a las piernas durante cada paso, por lo que es más fácil correr a un ritmo más rápido.
Calle: correr en el exterior no te costará ni un céntimo, y es una gran oportunidad de conseguir un poco de aire fresco y hacer ejercicio al mismo tiempo.


QUEMAR GRASA:
La cantidad de calorías que quemas al hacer ejercicio se calcula mediante la intensidad de tu entrenamiento, y la cantidad de oxígeno que has consumido.

Cinta: Para hacer tu experiencia más desafiante sólo tiene que aumentar la inclinación o la velocidad, y esto a su vez podría en realidad ayudar a quemar más calorías que correr al aire libre.
Calle: Debido a los vientos y el clima, correr al aire libre requiere más oxígeno por lo que el trabajo es más duro correr.




Tu mejor opción bajo mi punto de vista para asegurarte de que tu cuerpo no se adapta a tu rutina de cardio, es ponerse a prueba y alternar tu cardio en la máquina con el de la calle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario