sábado, 25 de mayo de 2013

Abdominales con balón medicinal.



Para esculpir realmente los abdominales y conseguir tenerlos duros como una roca se necesitan trabajar desde todos ángulos. Y qué mejor manera de hacerlo que utilizar un balón medicinal.


Originario de Persia hace más de 3000 años y utilizado en la antigua Grecia para la rehabilitación de lesiones, el trabajo con balón medicinal es una de las más antiguas formas de entrenamiento de fuerza y ​​acondicionamiento.
Además de ayudar con las lesiones, el balón medicinal puede ayudar a tonificar los músculos del core, el centro de la energía del cuerpo. El uso de un balón medicinal para entrenar el core es perfecto, ya que puede realizar tantos movimientos funcionales similares a los que se hace en la vida cotidiana.

Ejercicios:

Giro sobre rodillas con compañero.

Ponte de rodillas y espalda con espalda con un compañero.
Mantén los abdominales contraídos y una postura correcta.
Lentamente gira hacia un lado y pasa la pelota a tu compañero.
Regresa por la otra parte para recuperar la pelota.
Continuar durante 30-90 segundos, yendo en una dirección. Repite luego en la otra dirección.
Consejo: También se puede realizar de pie.



Pase al compañero sentados en V.

Siéntate en el suelo cerca de su pareja con las rodillas dobladas, puede ser útil bloquear tus pies junto a los de tu pareja.
Comienza sosteniendo el balón medicinal en tu pecho.
Ahora los dos os reclináis hacia atrás unos centímetros, manteniendo la postura.

Poco a poco subir de nuevo y una vez que esteis en posición vertical, lanza el balón a tu compañero.
Repite durante 30-90 segundos.


Pase al pecho.


Ponte frente a una pared (unos 2-3 metros de distancia) con un balón medicinal en tu pecho.
Mantén los pies a la anchura de los hombros y una ligera flexión de las rodillas.
Lanza la pelota con tanta energía como sea posible a la pared empujándola hacia el exterior desde tu pecho, y luego agárrala cuando rebote en la pared, trayendo de nuevo a tu pecho el balón antes de repetir.


Impactos. (Hace falta valor)


Comienza con un balón medicinal y un compañero de entrenamiento de pie en frente de ti.
Sosteniendo la pelota con las dos manos, lánzala directamente hacia  el abdomen de tu pareja.
Cuando la pelota se dirigía hacia su estómago, tu pareja NO debe cogerla o bloquearla antes de que le golpee.
Tu pareja debe atrapar la pelota en el rebote y solo después de que le golpee, antes de repetir el ejercicio y lanzar el balón hacia ti. Ahora te toca aguantar el golpe a ti.
Repetir durante 30-90 segundos.
Consejo: Asegúrate de empezar con un balón ligero y lanzar de manera conservadora la primera vez que intentas este ejercicio, a continuación, aumenta lentamente el peso del balón medicinal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario