viernes, 24 de mayo de 2013

Obten hierro de las algas



Las algas marinas son naturalmente bajas en calorías, sin grasas y altas en fibra, por lo que su inclusión como parte de la dieta puede ayudar a satisfacer las necesidades diarias de fibra sin agregar calorías no deseadas y grasas.

las verduras del mar contienen una variedad de vitaminas y minerales que son necesarios para el funcionamiento de nuestro cuerpo. También son una buena fuente de hierro, un nutriente que, en caso de deficiencia, pueden causar problemas para los atletas. Bajos niveles de hierro pueden afectar negativamente al rendimiento físico al aumentar el tiempo de fatiga y aumentar el riesgo de lesiones. Otro mineral esencial para los entrenamientos de fuerza es el yodo, que es un elemento clave de las algas marinas. Mientras que el cuerpo necesita sólo una pequeña cantidad de yodo, esa cantidad es fundamental. El yodo es una parte de la tiroxina, la hormona producida por la glándula tiroides, que es responsable de regular nuestra tasa metabólica basal.


Las algas también pueden ayudar a evitar que acumules grasa en tu abdomen, ya que estudios recientes han demostrado que el alginato, que se encuentra en las algas pardas, puede aumentar la sensación de saciedad y reducir el consumo de calorías. Un estudio de 2008 publicado en la revista Appetite mostró una reducción de 135 calorías en las dietas de los sujetos que consumían una dosis diaria de extracto de alginato.

Las verduras del mar son un alimento denso en nutrientes que añaden más variedad a tus comidas. Sin embargo, como las verduras del mar son ricas en sodio y yodo, tendrás que comerlas con moderación. También hay cierta preocupación por los altos niveles de metales pesados ​​como el arsénico en algunos tipos de algas, así que asegúrate de comprarlas con etiqueta ecológica para no tener ningún problema.

Las algas se clasifican por el color, rojo, marrón o verde. Se venden como hojas, escamas o polvo y no necesitan ser cocinadas, simplemente se pueden agregar a las sopas, ensaladas, o aderezar la comida recién hecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario