jueves, 2 de mayo de 2013

Revision del press militar



El press militar de pie es un ejercicio muy común entre los culturistas, y está considerado como uno de los ejercicios básicos para añadir masa a los deltoides.
Este ejercicio puede hacerse sentado, pero es mucho más fácil mantener la zona lumbar en su posición anatómicamente correcta haciéndolo de pie. Si lo haces sentado, ten cuidado de mantener el arco natural de la zona lumbar por seguridad. Para evitar la hiperlordosis lumbar puede realizarse el mismo ejercicio en sedentación apoyado sobre un respaldo ligeramente inclinado (Santonja, 1997).




El press militar de pie exige que los músculos del torso (el recto abdominal, la espalda baja, los oblicuos, los estabilizadores de la columna y el transverso abdominal) trabajen más para ayudar a estabilizar el cuerpo. También es un movimiento mucho más funcional, comparado con el press militar sentado. 
En la articulación del hombro, los principales músculos implicados son las porciones anterior y media del deltoides, la parte superior del pectoral mayor y el coracobraquial. Entre los principales músculos que actúan en la faja deltoidea se incluyen el serrato anterior, el trapecio, el elevador de la escápula y el supraespinoso. El tríceps, que cubre la parte posterior de la parte superior del brazo. Es el principal músculo implicado en la articulación del codo.

El press militar es un ejercicio que puede predisponer a que algunas personas sufran el síndrome del pinzamiento (afectando principalmente al músculo supraespinoso). Para hacer el press militar sin ningún riesgo para la articulación del hombro, la persona debe de tener las siguientes condiciones:

1- Tener un buen ritmo escapulohumeral (el ritmo entre la escápula, rotación hacia arriba, y el húmero, abducción) para evitar el pinzamiento del supraespinoso. 


2-Tener los músculos del puño rotador (supraespinoso, infraespinoso, teres menor y subescapular) lo suficientemente fuertes como para estabilizar la cabeza del húmero, manteniéndola en su sitio durante la abducción, frente a las grandes fuerzas de compresión impuestas por la contracción del deltoides sobre la articulación del hombro. 


3- Tener un espacio intrarticular normal (en la articulación del hombro). Cualquier disminución del espacio en el interior de la articulación debido a alguna malformación ósea, por ejemplo, puede provocar el pinzamiento del supraespinoso durante la abducción del hombro. 

Ejecución:


Partiendo de la premisa de realizar el ejercicio de pie, estos se podrán ubicar en función de la movilidad articular de cada uno. Si bien lo más recomendable es ubicar ambos pies en línea con el cuerpo, tambien se puede optar por un apoyo alterno, es decir, un pie adelante del otro. En ambos casos, la separación de los pies es la del ancho de hombros.

La separación en el agarre debe ser apenas por fuera de los hombros. Esto favorecerá la acción abductora del deltoides. En la posición inicial, la barra se ubica descansando en las clavículas, y desde allí se hace un empuje vertical, hasta que la barra quede por encima de la cabeza. Para esto, será necesario correr levemente hacia atrás la cabeza.

Este último punto es para tener en cuenta, ya que uno de los errores más comunes es el de empujar hacia adelante y no hacia arriba, es decir realizar un empuje curvo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario