jueves, 16 de mayo de 2013

Siente el ritmo de tu cuerpo.



Domina el reloj interno de tu cuerpo para obtener los mejores resultados de tu entrenamiento y dieta.

El término "ritmo circadiano" se refiere al reloj interno de su cuerpo, o la forma natural con la que el cuerpo gobierna diariamente los procesos internos, desde la secreción de enzimas y hormonas hasta cuando se queda dormido y cuando despertar. Estos ritmos se establecen a menudo por señales ambientales, por ejemplo, tu cuerpo comienza a relajarse y prepararse para dormir después del atardecer, y es propenso a despertase al amanecer.


El mantenimiento de un ritmo circadiano óptimo es de gran importancia para cualquiera que entrene duro y cualquier alteración en los ritmos naturales del cuerpo a su vez puede afectar la producción de hormonas anabólicas como la testosterona y la insulina, y robe la energía necesaria para los entrenamientos intensos. Así que no sólo es importante tener un descanso cuando tu cuerpo te lo pide, los investigadores de la Universidad de Vanderbilt mostraron en un estudio reciente que es bastante fácil de almacenar la grasa si se ignora el ritmo circadiano. En concreto, los investigadores descubrieron que la sensibilidad a la insulina se debe en parte regulada a los ritmos circadianos y seras menos sensible a la insulina si tu cuerpo entra en la fase inactiva / ayuno cerca del final del día, y por lo tanto mucho más propenso a almacenar calorías en forma de grasa.

Los investigadores dijeron que esto ayuda a explicar la obesidad y el aumento de las tasas de diabetes entre las personas que trabajan en el turno de noche, y recomendiendan que las personas eviten comer entre la cena y el desayuno del día siguiente.

Tu momento para brillar.

Los ritmos circadianos no son totalmente dependientes de la salida y la puesta del sol, pero tu cuerpo se inclina naturalmente a seguir ese ciclo. Estudios recientes han demostrado que el cuerpo está mejor preparado para el ejercicio por la tarde-entre 16:00 y 17:00, cuando la temperatura corporal esta, de manera natural, en su punto más alto. Los estudios demostraron que la fuerza y ​​la resistencia son un 5% más alta por la tarde, y hay menos probabilidad de sufrir una lesión durante el entrenamiento en ese momento.

Mientras que por la tarde podría ser el momento óptimo para el entrenamiento de la mayoría de vosotros, esto no necesariamente implica que deberías abandonar la rutina de la mañana, si es cuando sueles entrenar. Estudios independientes han demostrado que los sujetos que entrenan por la mañana tienen más probabilidades de seguir entrenando a largo plazo y no abandonar.

2 comentarios:

  1. Y los que padecemos insomnio, podemos hacer algo o en los días de insomnio no vamos a hacer ejercicio?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprende a escuchar a tu cuerpo. No se trata de ir o no ir, se trata de saber si estamos preparados o no. Claro que existe un momento clave para entrenar, una hora a la que nuestro cuerpo funciona mejor, pero por nuestro estilo de vida o condiciones particulares muchas veces no coincidimos con la hora perfecta, pero eso no significa que lo que hacemos este mal, ¿que se podría hacer mejor?, si, pero por lo menos lo has intentado.
      El insomnio es un problema que tiene unas consecuencias importantes en la recuperación, si la recuperación no es buena la fatiga aparece antes y el entrenamiento no sera productivo.

      Eliminar