domingo, 5 de mayo de 2013

Un farmaco que no te puede faltar nunca: El deporte.



El deporte, realizado de forma segura, previene el desarrollo de enfermedades como son las enfermedades cardiovasculares o incluso algunos tipos de cáncer o ayuda a combatir la ansiedad y la depresión. La practica deportiva no solo previene enfermedades sino que también es una terapia muy adecuada para el tratamiento de muchas otras.

Seguramente si les digo que la práctica de natación es positiva para las personas que tienen problemas en la espalda, o que las personas diabéticas deben andar y practicar deportes de resistencia como es la propia natación o el ciclismo o incluso que las personas que tienen varices también podrían beneficiarse de la práctica del ciclismo probablemente no les esté descubriendo nada que ya en alguna ocasión alguien les haya contado. Pero el deporte también es fundamental en el tratamiento de enfermedades que quizás no son tan conocidas por los ciudadanos en general, probablemente porque afortunadamente su incidencia en la población es menor, pero no por ello son menos importantes. Entre estas enfermedades se encuentra el autismo. El autismo es una patología que afecta aproximadamente a 60 niños de cada 10.000. Los niños autistas, tienen graves problemas de relación social, se aíslan ellos mismos y tienen también en bastantes casos problemas locomotores, fundamentalmente movimientos incontrolados de alguna extremidad como son brazos, manos o piernas. El desarrollo de autismo parece tener una base genética que provoca alteraciones en las conexiones neuronales. Algunos de los genes conocidos relacionados con el autismo también están relacionados con la epilepsia. También afactores ambientales pueden facilitar el desarrollo de autismo, siempre contando con la existencia de esa base genética.


El aislamiento de las personas autistas hacen al deporte colectivo de equipo una terapia muy interesante para ellos. En este sentido se ha apostado por promover la práctica del baloncesto, deporte en el que es necesaria una estrecha colaboración e interacción entre los jugadores del equipo, como terapia beneficiosa para las personas autistas. Fran Murcia, conocido ex -jugador de baloncesto de equipos como el Tau, el Juventud, Zaragoza y Fuenlabrada, está realizando en este sentido una labor increíble colaborando en un proyecto en el que a través de la práctica del baloncesto se está trabajando con personas autistas para mejorar su interacción e integración social.


Otra patología en la que el deporte puede ser genéricamente un fármaco muy beneficioso es la osteoporosis. La osteoporosis es una enfermedad fundamentada en la pérdida de absorción de calcio por el hueso debido a la falta de manganeso convirtiendo al hueso en quebradizo y fácilmente fisurable. El hueso es un órgano que se esta absorbiendo (se destruye) y se regenera constantemente. Además el hueso es una importantísima reserva de calcio del organismo. Este proceso de regeneración constante del hueso comienza a disminuir a partir de los 35 años. La actividad física produce la tracción del hueso lo que favorece la acumulación de calcio en este. 


No podíamos terminar este artículo sin nombrar el efecto beneficioso que tiene la práctica deportiva como fármaco genérico para el tratamiento de la obesidad. La obesidad como todos conoceis es un acúmulo excesivo de grasa en el tejido adiposo. La obesidad es, sobre todo, un importante factor de riesgo de sufrir patología cardiovascular y de diabetes entre otras patologías. Según la Organización Mundial de la Salud, la obesidad y el sobrepeso es el quinto factor de riesgo de defunción en el mundo.

El ejercicio físico constante produce cambios y adaptaciones en nuestro metabolismo que son beneficiosos para el tratamiento de la obesidad. El aumento de la capacidad oxidativa que produce el ejercicio físico y la práctica deportiva favorece el metabolismo de grasas e hidratos de carbono de forma aeróbica lo que favorece la reducción del acúmulo de grasa. Además el ejercicio físico favorece la respuesta a la insulina, hormona que regula y estimula elmetabolismo de hidratos de carbono, y a las que las personas obesas en muchos casos presentan resistencia.

La selección española de fútbol consiguió alegrar y estimular el corazón de todos los españoles al ganar la Eurocopa de fútbol celebrada el Polonia y Ucrania. El mejor jugador del torneo, D. Andrés Iniesta Luján declaro: - juego para ser feliz -. Esta sencilla frase, sencilla como es este grandioso jugador, define una de las propiedades terapeúticas más importantes que tiene la práctica deportiva, estimular a las personas, incrementar su felicidad y aumentar su autoestima. La autoestima y la felicidad son, genéricamente, dos fármacos importantísimos para que entre otras cosas aumenten las defensas de nuestro organismo, nuestro sistema inmunológico. Esta es a su vez una de las razones que se piensan fundamentales para que el deporte se considere también tratamiento muy deseable en pacientes que sufren enfermedades oncológicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario