viernes, 14 de junio de 2013

Dos mejor que uno



Si no eres tan bueno como podrías ser, quizás necesites que te echen una mano. Encuentra a un compañero que te saque de tu zona de confort y te haga llegar mas haya de tus limites alcanzando nuevos récords.


Hay una vieja premisa que dice que en el trabajo se puede conseguir mucho mas en equipo que lo que puedas hacer solo. He encontrado que esto es cierto en todos los aspectos de la vida y sobre todo cuando se trata de entrenamiento. Para ser realmente el mejor, necesitas un compañero de entrenamiento. Ese no es mi punto de vista, es un hecho. La gente trabaja más duro cuando esta trabajando en equipo. Es la naturaleza humana, la competición, el apoyo en alguien...

Tal vez estés en muy buena forma ya, y tal vez llegaste a ser así entrenando. Eso está bien. Lo que estoy diciendo es que no importa donde hayas entrenado, con un compañero podrías estar mejor de lo que  alguna vez has estado antes.

Asociate.

Busca estas características clave en un compañero de entrenamiento. Debe ser alguien que:

Entrene cuando tu entrenas:
La mayor razón que me dan para ir solos a entrenar es que no pueden coincidir con los horarios con otra persona. Mira alrededor en tu gimnasio a la hora que sueles ir. ¿Quién hay ahí? Yo he encontrado un montón de compañeros de entrenamiento de esa manera.

Sea mejor que tú:
Si quieres levantar mas peso y verte mejor, busca a alguien que ya se vea bien o que sea mucho más fuerte que tú. Te encontrarás empujando más duro para levantar lo levantan, y que adquirirás los buenos hábitos que a ellos les llevaron a estar así.

Sea motivador:
Si le dices a tu compañero de entrenamiento: -no lo puedo hacer. El va a decir: Si que puedes o me vas a defraudar. No querrás que pienses que eres el mas débil del gimnasio. Saber que tienes que estar allí, apoyado por tu compañero que cree en ti es un incentivo para realizar progresos.

Tiene el mismo objetivo:
La sociedad no va a durar mucho tiempo a menos que estéis trabajando hacia el mismo fin. Ya sea para estar mas fuerte, o rasgado (o las dos cosas), tu compañero tiene que perseguir la misma idea para obtener resultados.

Tenga ganas de mejorar:
Con el tiempo, a muchos les pasa que se acomodan y el entrenamiento no es tan duro como al principio. Cambia de compañeros de entrenamiento cada tres meses, esto te dará un montón de grandes compañeros y te hará seguir progresando siempre.



Esto se lo dedico a mi compañero de fatigas y repeticiones, gracias Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario