miércoles, 10 de julio de 2013

Dos técnicas para llevar tus hombros al limite.


Prueba estas técnicas en tus entrenamientos de deltoides cada una de ellas por separado para conseguir una congestión como nunca antes habías tenido.

100S

Lateral Raise

Beneficio: El entrenamiento con peso ligero con rangos de repetición más altos de lo normal agota las fibras de contracción lenta durante la primera mitad de la serie. En la última etapa de la serie, las fibras musculares de contracción rápida entran en juego para tomar el relevo, dejándote con un bombeo muscular generalizado y un aumento de la hormona del crecimiento.


Cómo hacerlo: Elije un peso con el que puedas hacer alrededor de 70 repeticiones. Una vez que llegues al fallo inicial, descansa durante tantos segundos como repeticiones te queden por hacer. Por ejemplo, si llegas a 70 repeticiones, descansa 30 segundos y luego continua. Repite tantas veces como sea necesario para llegar a 100. Para una congestión adicional, mantén la repetición número 100 por un máximo de 10 segundos.

Esta técnica la puedes emplear en los ejercicios de elevaciones, frontales, laterales y traseras, realizando una serie de 100 repeticiones con cada uno de los tipos señalados.


Power training



Beneficio: Entrenar de manera explosiva sin llegar al fallo puede ayudarte a reclutar las máximas fibras musculares de contracción rápida propensas al crecimiento.


Cómo hacerlo: Realiza la parte positiva de cada repetición tan explosiva como sea posible con un peso que puedas manejar por unas 20 repeticiones a velocidad normal. Controla siempre en la parte negativa.

Por ejemplo puedes crearte una rutina de deltoides con cuatro ejercicios de 5 series cada uno y haciendo 5 repeticiones por serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario