jueves, 29 de agosto de 2013

El cuerpo dorado: Como crear un físico clasico



La construcción de un gran cuerpo es algo más que añadir músculo. Obtén el equilibrio adecuado con la ayuda de Miguel Ángel y Superman.

Si estás planeandote ponerte en forma, la mejor pregunta para empezar es "¿De qué forma?". Con un objetivo específico en mente, es más fácil de planificar los entrenamientos y estar motivado; sin uno, es simplemente entrenar al azar.


Afortunadamente, los antiguos griegos ya han hecho el trabajo duro por ti con el descubrimiento de la fórmula conocida como la "proporción áurea", que gobierna lo que visualmente es atractivo para el ojo humano. Puedes ver esta relación en la escultura y la arquitectura clásica. Pero, más importante aún, funciona en los seres humanos.
Un estudio de 2007 publicado en la revista Archives of Sexual Behaviour encontró que las mujeres son más atraídas por los hombres cuyos hombros y la cintura se ajustaba a la proporción áurea. Y ahora lo mejor, hagamos los cálculos y montemos los entrenamientos, después todo lo que tienes que hacer es ponerte manos a la obra.

Paso 1: Las matemáticas

No dejes que la idea de hacer álgebra te desanime, es bastante básico. Toma dos números,  llamémosles a y b. Se ajustan a la proporción áurea si a + b dividido por a es igual que a dividido por b. Para verlo mejor mira esto:

O para decirlo de otra manera, 1,6 es la proporción aproximada de un número a otro que hace que la fórmula funcione. Esta relación ya existe en todo el cuerpo, por ejemplo, en la distancia de los ojos a la parte superior de la cabeza y la barbilla - pero es más importante en la relación de los hombros y la cintura, que te da la clásica forma de V asociada con los superhéroes.

Estatuas antiguas, como el David de Miguel Ángel fueron diseñados con esta relación en mente y es también lo que los culturistas de la vieja escuela usaron para modelar su físico. En pocas palabras, cuanto más nos acercamos a la proporción áurea, mejor nos vemos.

Paso 2: Hora de hacer números

Puedes averiguar tus propias proporciones ideales en tres sencillos pasos. Todo lo que necesitas es una cinta métrica y una calculadora.

1 Mide la circunferencia a la altura de tus hombros en su punto más ancho, por lo general alrededor de los hombros en línea con la parte superior del pecho.

2 Mide tu cintura alrededor de tu abdomen pero que la parte inferior de la cinta métrica toque la parte superior de los huesos de la cadera.

3 Divide el primer número por el segundo. Así es como se compara con la proporción áurea en estos momentos. El resultado tiene que ser lo mas próximo a 1,6. Si no lo es necesitas cambiar esas medidas de tu cuerpo.

Paso 3: Resta grasa

Trabaja para lograr la proporción áurea, lo primero que debes hacer frente es la reducción de la medida de la cintura. Después de todo, cada centímetro de grasa del vientre eliminado es 1.6cm de grueso hombro por el que no es necesario preocuparse. El truco es quemar grasa mientras trabajas tu forma de V, por lo que correr en una cinta no va a ser suficiente.
Para la pérdida de grasa, las sesiones tiene que comprender superseries de ejercicios del cuerpo superior e inferior. Aprende a controlar tu escápula [omóplato], independientemente de lo que el músculo está trabajando. Esto permitirá mejorar la activación de los dorsales y deltoides, que son los músculos clave para el crecimiento en forma de V.

Paso 4: Añadir musculo

Para esculpir su espalda con las medidas perfectas, intenta hacer ejercicios que den forma de V, una vez a la semana. Estas sesiones de la parte superior del cuerpo deben destacar los hombros y la espalda para darle forma al cuerpo. Por ejemplo, utilizando rangos de repeticiones bajas al principio y aumentarlas para asegurar que estás consiguiendo fuerza y ​​tamaño.

No se puede descuidar la parte inferior del cuerpo. Es el hogar de tus músculos más grandes, así que el trabajarlos te dará un impulso en la quema de grasa y una sacudida de testosterona para tus hombros. A menudo esto es pasado por alto cuando se quieres sacar unas espaldas y hombros grandes, pero es un trabajo igual de importante para desarrollar nuestro cuerpo.

2 comentarios:

  1. Gracias por el artículo, es algo que realmente me hacía falta, admiro los fisicos de los culturistas clasicos, pero no conocía la formula de la proporcion aurea. Ojala el culturismo actual se seguiria basando en dicha formula. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Precisamente por eso nos gusta a la mayoría los físicos de de los culturistas clásicos, por que son proporcionados y no tan descomunales como los de algunos de ahora.

      Eliminar