miércoles, 7 de agosto de 2013

Perfiles de fuerza y ​​perfiles de resistencia


Aprende a analizar el equipamiento de tu gimnasio y diferencia sus usos con este articulo.

Hay tres categorías donde clasificar los equipos para realizar ejercicios:

-Resistencia constante.
-Resistencia capacitada.
-Resistencia variable.



La mayoría de los profesionales consideran el entrenamiento con pesas libres como resistencia constante, sin embargo, si sabes algo acerca de biomecánica, no hay nada constante al respecto, a menos que, por supuesto, no movamos el peso. A medida que empujamos o tiramos, los músculos están cambiando la longitud, la relación de la resistencia al eje de movimiento está cambiando y, por supuesto, la aceleración, la inercia, el momento y todas aquellas otras palabras de la física que amamos (u odiamos) entran en juego.

Los de resistencia capacitada están diseñados para ejercer la fuerza según la velocidad del movimiento realizado. Equipos de resistencia Iso-cinética son de resistencia capacitada. Algunos profesionales podrían argumentar que los equipos acuáticos, hidráulicos y neumáticos no están definidos, ya que dividen en dos los equipamientos en dos categorías, resistencia constante y resistencia variable. Yo personalmente considero estos equipamientos en la categoría de resistencia capacitada porque es la persona la que define la resistencia basándose en la cantidad de agua desplazada y la velocidad del movimiento. Maquinas como las de remo, maquinas de pistones y de resistencia a trabes de presión pertenecen a esta categoría.

Las maquinas de resistencia variable están diseñadas para cambiar la carga externa en todo el rango de movimiento del ejercicio. La mayoría de los equipos que utilizamos en el gimnasio caen en esta categoría.

Los perfiles de la fuerza humana se basan en los movimientos alrededor de una sola articulación o múltiples articulaciones. Estos se clasifican en tres categorías: ascendente, descendente y en forma de campana, y se determinan por la relación torque o fuerza-ángulo entre la articulación o articulaciones que se mueven. Un entrenador personal o un profesional de la salud entienden los beneficios y limitaciones de los diferentes modos de resistencia y cómo podrían coincidir con los perfiles de fuerza y como sería altamente beneficioso para el éxito a largo plazo y la prevención de lesiones de sus clientes o pacientes.

Perfiles de fuerza de una sola articulación son más fáciles de entender que los movimientos multi-articulares. La mayoría de los movimientos atléticos, tales como correr, patear, golpear o lanzar ocurren en orden secuencial con las articulaciones y los músculos proximales grandes seguidos de las articulaciones y los músculos distales más pequeños. Esto se conoce como la "principio de suma de velocidad." Cuando usamos los segmentos de los movimientos multi-articulares utilizados en un press de banca, prensa de piernas, sentadilla y power clean, el sistema de palanca músculo-esquelético gana ventaja mecánica. Estos ejercicios son de fuerza ascendente. En un perfil de fuerza descendente, la fuerza máxima se produce al comienzo de la elevación. Ejemplos de ello son dominadas, chin-ups y remos, todos ellos ejercicios de tracción. Los ejercicios mono-articulares tienen más una curva en forma de campana, donde la fuerza máxima se produce alrededor de la mitad de los levantamientos. Ejemplos son el curl de bíceps o la extensión y curl de piernas.

Las poleas y sistemas de palanca en el equipo de resistencia variable están diseñados para cambiar el  momento del brazo de palanca externo (que afecta a la distancia de la resistencia al eje) para que coincida con el brazo de momento del usuario al cambiar la influencia mecánica durante el ejercicio. De esta manera, los intentos de los fabricantes de equipos a aproximar al máximo, la resistencia externa para que coincida con la capacidad de los sistemas musculo-esquelético (ventaja mecánica) para producir la misma fuerza en el mismo instante. En estos casos, el equipo pone en realidad más resistencia a medida que el usuario hace más fuerza.

Para las personas que creen que "el equipo debe coincidir con el usuario", no "el usuario con el equipo" o que los ejercicios deben ser "funcionales", entonces es imperativo que Entrenadores personales y profesionales de la salud consideren nuestros perfiles de fuerza naturales y los combine en consecuencia, con los perfiles de resistencia de los ejercicios prescritos.

Entonces, ¿cómo se aplica esto a ti y que puedes hacer para tomar ventaja de los equipos utilizados en un gimnasio para aumentar la resistencia a lo largo de la curva de fuerza de los músculos? Simple. Coge un par de bandas elásticas y utilízalas de manera apropiada en combinación con pesos libres. ¿Por qué? Aquí hay algunas razones:

-Principio de la variable de resistencia lineal: A medida que las bandas se estiran el peso se hace cada vez mayor y durante ese rango de movimiento los músculos de tu cuerpo se verán obligados a empujar o tirar más fuerte y con más fuerza consiguiendo una contratación de más fibras musculares durante el movimiento del ejercicio.

-Verdadero Power Training-La otra ventaja es que ahora se puede establecer una velocidad diferente a la que ahora se puede mover el peso debido a la resistencia elástica. El peso libre tiene poco o ningún momento de fuerza porque se puede "acelerar" o impulsar el ejercicio en el momento donde las fibras musculares se están contrayendo produciendo un reclutamiento masivo de fibras musculares y evitar que la resistencia haga ese reclutamiento. Con las bandas elásticas eso no sucede porque desaceleran el ejercicio a medida que estas se estiran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario