domingo, 8 de septiembre de 2013

Suplementos: Picolinato de cromo


Causas de las deficiencias de cromo: 

- Los alimentos de gran contenido en cromo como la levadura y las vísceras se consideran generalmente poco apetitosos y no suelen formar parte de una alimentación habitual.
-Los estudios demuestran que se pierde hasta el 80 % del Cromo durante el procesado de los alimentos. Las dietas excesivamente refinadas (el azúcar y los carbohidratos refinados) disminuyen los depósitos de cromo
-El ejercicio aeróbico puede favorecer las deficiencias de cromo. Las pérdidas de cromo pueden llegar a doblarse en un día de entrenamiento que incluya una carrera de 10.000 metros.
-Durante la gestación, gran parte del cromo orgánico materno se transmite al feto disminuyendo así las reservas de la madre e incrementando su riesgo de sufrir afecciones diabéticas



Por estas razones, los suplementos de cromo pueden ser muy beneficiosos.

Fuentes naturales de cromo:
- Levadura de cerveza - Cerveza
- Carne (especialmente hígado)
- Cereales integrales
- Brécoles
- Queso
- Frutas

RDA del Cromo: 50-200 mcg/día

Funciones del cromo: 

La insulina, una hormona potente implicada en el metabolismo de la proteína, la grasa y los carbohidratos, juega un importante papel en los niveles de colesterol y azúcar sanguíneos, aumentando la masa muscular, controlando el peso corporal y generando energía. Pero, sin la presencia del cromo biológicamente activo, la insulina no puede realizar su función.
Esta situación se hace mas evidente a partir de los 24/25 años de edad, donde la capacidad del organismo (tanto cualitativa como cuantitativa) para producir insulina va disminuyendo. El empleo de suplementos de cromo es de gran utilidad para favorecer la absorción de insulina, manteniendo la masa muscular magra con el consiguiente aumento en años del periodo de alto rendimiento deportivo y con gran vigencia en la nutrición antienvejecimiento.

¿Cómo debemos suplementar el cromo? 

Hay tres formas básicas del cromo alimenticio:
-Cromo inorgánico o sales de cromo (por ejemplo: clorato de cromo): Los suplementos de cromo inorgánico tienen una actividad biológica casi inexistente, y solo se absorbe un 1%. Además, pueden producir signos de toxicidad si se ingiere a largo tiempo.
-Una forma especial llamada cromo-GTF. Se fabrican introduciendo sales de cromo inorgánico a cultivos de levadura vivos. Pueden producir reacciones alérgicas y contener grandes cantidades de sales de cromo inorgánicas.
-La forma más nueva es el PICOLINATO DE CROMO. El ácido picolínico actúa como agente quelante para el transporte del cromo ya que sino el cromo no podría atravesar membranas celulares.

El Picolinato de cromo, regula el azúcar sanguíneo, disminuye el colesterol y la grasa e incrementa la masa muscular; Aumenta y regula la secreción de insulina, con lo que se emplea mejor la glucosa y se absorben mejor los aminoácidos. Reduce los efectos catabólicos del entrenamiento.

Antagonismo: Parece ser que es un antagonista de la niacina, por lo que podría ser negativo para el metabolismo de una vitamina tan esencial. Por lo tanto deben tomarse suplementos de niacina para prevenir deficiencias, o bien, tomar los suplementos de cromo separados de las comidas.

La dosis habitual durante el macrociclo competitivo es de 3 a 5 microgramos por kg de peso corporal, tomados media hora antes del entrenamiento, para favorecer una actividad optima de la insulina, lo que, en definitiva, permitirá que los aminoácidos y la glucosa penetren en la célula de forma mas eficiente durante el esfuerzo, con el correspondiente efecto anticatabólico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario