miércoles, 16 de octubre de 2013

Entrena con paracaídas.

Si quieres correr más rápido y ganar músculo, esta técnica de entrenamiento te convertirá en la antorcha humana.

Ya sabes que si corres, los ejercicios de pesas son la clave para mejorar tus marcas. Pero hay una alternativa para cuando no te apetece o no tienes un gimnasio a mano: correr con un paracaídas.
Con un pequeño paracaídas atado a tu cintura puedes tener una resistencia añadida que te ayudará a estar más fuerte y ser más rápido en poco tiempo. Se puede usar para todos los niveles porque es progresivo: cuanto más rápido corres, mayor es la resistencia. No es para correr largas distancias, sino para hacer sprints. Esta técnica la emplean todos aquellos atletas que necesitan correr rápido y de forma explosiva: velocistas, jugadores de rugby, béisbol o fútbol americano.
El paracaídas desarrolla las fibras musculares de contracción rápida, las que necesitas para ganar fuerza y velocidad. Pero incluso si tu objetivo es ganar resistencia para una maratón, la potencia muscular añadida te puede ayudar a bajar tu tiempo.
Puedes conseguir un paracaídas de potencia por menos de 50 euros. Aquí tienes un ejemplo de rutina de entrenamiento:
  • Calienta corriendo suave cinco minutos
  • Ponte el paracaídas
  • Empieza el primer sprint. Corre todo lo rápido que puedas manteniendo el tronco erguido durante 50 metros
  • Camina hasta el punto de partida
  • Repite cuatro veces
  • Incrementa la distancia a 75 metros y repite otras cuatro veces
  • Incrementa la distancia 100 metros y repite cuatro veces más
Si te resulta fácil, aumenta el número de repeticiones, pero no las distancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario