lunes, 2 de diciembre de 2013

El ejercicio combate el insomnio.


Hace un tiempo leí el encabezado de una noticia, en la que se ponía en duda si el ejercicio contra el insomnio es o no efectivo. Leí la noticia inmediatamente, ya que me parecía muy extraño, dado que desde que hago ejercicio he experimentado un muy buen dormir, y siempre he sabido de resultados similares en muchas personas que conozco.

La noticia planteaba un estudio realizado en Estados Unidos, el cuál reveló que el ejercicio efectivamente si podía combatir el insomnio, pero los resultados no son inmediatos y se debe ser constante. El estudio también destacaba que las personas que duermen mal una noche, al día siguiente es poco probable que realicen una actividad física, ya que si bien, dormir mal no cambia la capacidad aeróbica, pero si cambia la percepción de esfuerzo.

En vez de tomar remedios que inducen el sueño rápidamente, el ejercicio es una solución más saludable, mejora el problema de fondo y disminuye la ansiedad. Algunos remedios inductores del sueño pueden provocar serios problemas, como el caso del Suvorexant que hace unos meses fue prohibido por la FDA (organismo regulador de alimentos y medicamentos en USA), el cuál provocaba somnolencia diurna y conductas suicidas.
Recordemos también que el estudio se realizó en personas con insomnio diagnosticado, no que algunas noches duermen mal, para ellos el efecto positivo de una rutina deportiva puede tardar más que para una persona que no lo sufre.
Además de los cientos de beneficios que te puede traer realizar rutinas de actividad física, puede ayudarte a descansar mejor, pero sólo dentro de un tiempo y si eres constante, la clave está en que los pacientes con insomnio tienen un mayor nivel de actividad cerebral y necesitan tiempo para restablecer un nivel más normal que facilite el sueño. El ejercicio realizado durante el día no logra hacer que alguien con insomnio duerma bien esa misma noche.
El estudio se realizó con mujeres sedentarias que tenían graves problemas de sueño, durante cuatro meses, en los cuales se sometieron a ejercicios aeróbicos. Luego de este período, comenzaron a dormir mejor, elevaron su estado de ánimo y vitalidad.
Si estás recién empezando con una actividad física, no te desanimes, al contrario, motívate para ser cada vez más constante y tenaz. después de unos meses, además de dormir mejor, verás cómo empieza a cambiar tu cuerpo, desaparecen ciertos dolores, te cansas menos y te sientes mas activo.
No sólo la actividad física te puede ayudar con el tema del insomnio, también debes preocuparte de otros factores como comer liviano en la noche, acostarse y levantarse a horarios similares, evitar tomar en la tarde-noche bebidas estimulantes, evitar siestas, no quedarse dormido con el televisor encendido, establecer horarios de actividad y comidas regulares.
Existen diferentes tipos de insomnio y cada persona lo siente y lo sufre distinto. Alguna de las causas secundarias pueden ser, trastornos de ánimo, síndrome de apnea del sueño, causas cardíacas, dolor y algunas enfermedades neurológicas específicas. Es necesario intentar varias cosas, para atacar las múltiples causas y si nada funciona, pide ayuda profesional, para que un especialista pueda guiarte a encontrar un tratamiento de acuerdo a tu condición y a tu estilo de vida.
Los ejercicios que se recomiendan para dormir mejor son los aeróbicos de intensidad intermedia (trotar, caminar, bicicleta, etc.) y ejercicios como el Yoga o Pilates.

No hay comentarios:

Publicar un comentario