jueves, 23 de enero de 2014

5 Consejos para correr bien


El año nuevo ya esta aquí, lo que significa que todo el mundo esta tratando de perder esos kgs de mas que pusieron durante las vacaciones. Muchas de estas personas se dirigen a las calles pisando el pavimento al estilo Rocky Balboa mientras que otros optan por una cinta transportadora en los acogedores confines de un gimnasio. Por supuesto, nos estamos refiriendo a la carrera.


Desafortunadamente, muchos de nosotros tenemos muy mala técnica cuando se trata de correr, lo cual puede limitar la eficacia del entrenamiento y conducir a lesiones, ninguna de las cuales serían buenas, ya que trabajas para estar más delgado en el 2014. Incluso la más mínima desviación de la forma adecuada de correr:  paso desigual, pisada inadecuada, brazos que cruzan el cuerpo. Puedes terminar con misteriosos dolores y lesiones.
Pero no temas. No tienes que ser un corredor olímpico para sacar el máximo provecho de tus carreras. Aquí están mis cinco consejos para asegurarse de que lo estas haciendo con la mayor eficacia posible.

1. Hombros y brazos
Quizás no pienses en los hombros y los brazos cuando se trata de correr, pero en realidad, juegan un papel muy importante en tu zancada. La posición correcta del hombro permite que la parte superior del cuerpo se mantenga relajada y mantener una buena postura mientras corres. Para evitar el dolor de espalda baja, trata de no inclinarte demasiado hacia adelante y asegurarte de que tus hombros estén bajos y sueltos. Además, trata de mantener los codos en un ángulo de 90 grados y permitir que tus brazos vayan hacia atrás y adelante para mantener el equilibrio.

2. Zancada
Tanto si estas corriendo largas distancias como si eres un fan del cardio e intervalos, levantando tus rodillas ligeramente te permitirá alcanzar una técnica eficaz durante cada paso. El pie que golpea el suelo, debe aterrizar directamente debajo de tu cuerpo, con la rodilla ligeramente flexionada. Si la pierna se extiende delante de ti, entonces tu zancada es demasiado larga y tu cuerpo se va a llevar una paliza innecesaria. Si estas practicando carreras de velocidad, entonces tendrás que levantar las rodillas mucho más altas para lograr la máxima potencia de la pierna. La velocidad es un producto de la longitud de la zancada y la frecuencia de zancada.

3. Posición del pie
Asegúrate de que tus dedos están apuntando en la dirección en que estas corriendo. Cuando tus pies están aterrizando, deben aterrizar entre el talón y la parte media del pie y luego deben rodar hacia los dedos del pie. Un estudio de 2007 publicado en Journal of Strength and Conditioning Research encontró que la mayoría de los corredores de competición que lo hacían de esa era los mas exitosos. Asegúrate también de que en el aterrizaje tus pies toquen el suelo lo más ligero posible. Si pisas de forma controlada, es muy probable que hagas un buen trabajo para ayudar a tu cuerpo a absorber la fuerza de cada zancada. Si estas haciendo intervalos de sprint, el impacto del pie debe ser más adelante del pie.

4. Posición de la cabeza
Mira siempre hacia delante, en la dirección en la que estas corriendo. Si tu mirada se pierde hacia los laterales puedes perder el equilibrio y salirte de tu zancada. Poner los ojos en el televisor de la esquina del gimnasio o seguir a alguien que cruce tu campo de visión puede descuidar tu zancada y hacer tu carrera mas ineficaz y peligrosa.

5. Respiración
Muchas personas tienen terribles hábitos a la hora de la respiración mientras está corriendo y necesitas oxígeno como energía para correr. Si no estas respirando correctamente, afectara a la capacidad del cuerpo para quemar glucógeno y grasa. Mientras corras, respira por la boca y deja que el diafragma se levante y retraiga, esto se conoce como respiración abdominal. Esto ayudará a aumentar tu resistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario