viernes, 24 de enero de 2014

Peligros del press tras nuca

Existen varios ejercicios muy peligrosos que se ejecutan en los gimnasios, y que habría que sustituirlos por otros más seguros para nuestra salud y el press tras nuca es uno de ellos. Cualquier lector nos puede decir que él lo realiza habitualmente y no tiene ningún problema, pero no por ello deja de ser peligroso. Un ejercicio puede ser bueno para tus músculos, pero no para tus articulaciones. Es fundamental no tener lesiones, para poder seguir mejorando en nuestros entrenamientos, y por tanto, merece la pena reducir los riesgos.


En este ejercicio se trabaja el deltoides, sobre todo las porciones media y posterior, además de trapecio, triceps braquial y serrato mayor. El problema de éste ejercicio es que para su ejecución, los hombros están en abducción extrema externa y horizontal, forzando a trabajar la articulación en un rango para el que no está preparada, bajo cargas externas ( la articulación glenohumeral del hombro es la que más movilidad tiene del cuerpo lo cual, le concibe una inestabilidad extrema, que bajo cargas externas, magnifica los riesgos).

Se puede utilizar el press militar (o el push press) para sustituirlo, incluyendo las elevaciones posteriores o pájaros, para trabajar aisladamente la porción posterior del deltoides. Además, si realizamos el press militar de pie, con una carga importante, estaremos trabajando también el core abdominal como estabilizador. 
En general, levantar cualquier carga por encima de la cabeza implica también un trabajo abdominal. 

Todo esto hablando desde un punto de vista “culturista”, ya que el deltoides participa como sinergista en movimientos de empujón (porción anterior en press banca), o de tirón (porción posterior, en dominadas, remos o jalones). Es decir, cuando trabajamos pectoral o dorsal ya lo trabajamos, por lo que meter este ejercicio en una sesión aislada con ejercicios de hombro exclusivamente, me parece muy arriesgado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario