lunes, 27 de enero de 2014

Trampas para ciclistas

Recientemente se a publicado en varios blog dedicados al mundo de la bicicleta, y mas concretamente de las MTBs noticias y artículos relacionados con este tema al cual también nos sumamos para denunciar esta practica tan peligrosa y que pone en peligro la vida de muchos deportistas y demás personas que usan caminos y senderos en el campo.
Mucha atención porque están proliferando trampas en senderos dirigidas a ciclistas, con el objetivo de dificultar el paso, pinchar las ruedas o incluso provocar situaciones de mayor peligro, como caídas o cortes.

La práctica está siendo llevada a cabo supuestamente por cazadores, que no querrían que los ciclistas “invadamos” lo que consideran de su propiedad. En cualquier caso, sea quien sea el autor de esto, solo puede ser calificado como desaprensivo.

Un ejemplo de este tipo de trampas lo posteaba recientemente Sergio Mantecón en su página de Facebook:


En este caso se trata de unas estacas que a simple vista son difíciles de ver y que pueden hacer que terminemos mordiendo el polvo.

Otro suceso nos lleva a la localidad de Simancas (Valladolid), en donde un grupo ciclistas denunció la colocación estratégica de clavos con puntas que asomaban más de 5 centímetros, enterrados en el suelo, en tablas o diferentes lugares, con la única intención de generar gran daño y que ejerciese un efecto disuasorio en la zona.

Hace unos meses, durante la celebración de la Ultra TRAIL Extreme Lagos en la localidad asturiana de Cangas, a punto estuvo de ocurrir una desgracia. En esta ocasión, desaprensivos modificaron el trazado de manera que las indicaciones guiaban a los participantes hacia un precipicio. Por suerte no hubo que lamentar ningún accidente, pero muchos de los participantes decidieron abandonar la prueba tras verse perdidos más de hora y media.

Pero hay casos más extremos, como cruzar alambradas de espino de árbol a árbol en un paso de sendero a la altura de la cabeza. Valga la siguiente imagen para ilustrar esta salvajada: (foto Iberobike.com)


Esperamos que la denuncia de este tipo de casos y su trascendencia a la opinión pública haga que desaparezcan este tipo de trampas, pero por si acaso habrá que estar ojo avizor, a la espera de la evolución de este macabro fenómeno.

Os animamos a que denunciéis en los comentarios del blog si os habéis topado con alguna trampa de este tipo y en qué lugares, para alertar a nuestros lectores de posibles peligros. Y, por supuesto, denunciar también ante las autoridades. Lo peor es quedarse de brazos cruzados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario