martes, 18 de febrero de 2014

Remo y giro


Con un simple giro, transformamos un remo a una mano en un ejercicio con el que no sólo trabajamos la espalda sino también los oblicuos y los serratos. 

Coge una mancuerna con la mano derecha. Dóblate por la cintura y adopta la posición de remo inclinado, con el brazo derecho perpendicular al suelo, la pierna izquierda adelantada en semiflexión y la pierna derecha detrás. Tira de la mancuerna en dirección al pecho al tiempo que giras los hombros a la derecha. Luego cambia de mano y repite por el otro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario