lunes, 7 de abril de 2014

El peso ideal




Siempre andamos preocupados por el peso y una de las primeras cosas que debemos de preguntarnos es cuál es nuestro peso ideal. Hay muchas fórmulas para calcularlo, de entrada decir que ninguna es totalmente exacta, el peso ideal depende de muchas aspectos de la persona y lo más que se puede hacer es una estimación.


Prácticamente todas las personas que hacen deporte, sin importar si trabajan para aumentar su musculatura o para adelgazar, evalúan su progreso sólo en base al peso, alegrándose por la pérdida o entristeciéndose por el aumento de 100 gramos.


Además, muchos están seguros de que la fórmula del peso ideal es igual a la estatura en centímetros menos cien, y basados en esta teoría todos quieren llegar “al peso ideal”. Desgraciadamente, las cosas no son así de fáciles, y el peso que muestran las básculas nos confunde la mayoría de las veces.
El peso ideal, según la formula “estatura menos cien”, fue propuesto en 1850 por el científico francés Paul Broca. Un hecho interesante es que el mismo Broca, en sus trabajos posteriores, aclaró que la formula no es universal y que es aplicable para personas con una estatura menor de 165 cms.


La fórmula de Lorenz es la versión corregida de la fórmula de Broca, y se fundamenta en los mismos cálculos: (la estatura menos cien) – (la estatura menos 150)/2. Esta fórmula también tiene ciertas especificaciones que la hacen limitada y sólo aplicable en personas menores de 40 años.
El índice de masa en el cuerpo, IMC, el cual permite aproximarse a una evaluación concreta para entender si el peso es menor o mayor que el necesario, fue obtenido de forma experimental por el científico belga Adolfo Quetelet en el año 1869.


El índice de masa corporal (IMC) se obtiene dividiendo el peso en kilogramos con el estatura en metros y al cuadrado (IMC = m/h2). El autor aseguró que un índice menor a 18 expresa delgadez, un índice entre 25 y 30 dice que el peso es acorde a la estatura, mientras que uno mayor a 30 es indicador de obesidad.
Tras 160 años que han transcurrido desde la aparición de estas fórmulas, la ciencia ha avanzado a pasos agigantados y en el presente ningún dietista profesional utiliza ninguna de de esas fórmulas para definir la falta de peso o la obesidad.


A pesar de que las formulas no calculan si hay sobrepeso (estas muestran el contraste entre la distrofia y la obesidad), éstas son absolutamente inútiles. El índice de masa corporal mostró el sobrepeso y obesidad del 36% de hombres y del 49% de las mujeres que en realidad sufren esta enfermedad.
¿Por qué estas fórmulas no sirven?



Te engañarás dos veces, la primera calculando el peso ideal con una fórmula vieja (incluso con la avanzada fórmula del índice de masa corporal) y la segunda vez, al olvidar la norma básica fisiológica en la que se puede perder o ganar 1 kg en un día.


De hecho, no existe una fórmula de peso ideal, todo depende de que está compuesto el peso (de masa muscular o grasa). Los tejidos grasos ocupan dos veces más espacio que los tejidos musculares teniendo el mismo peso, es así como un hombre de 175 cms de altura puede ser atlético o lo suficientemente obeso con el mismo peso.


2 comentarios: