miércoles, 2 de abril de 2014

Pistachos


Los Pistachos son originarios de Asia occidental y uno de los alimentos usados desde hace milenios en la zona mediterránea, cuyas propiedades saludables son objeto de estudios científicos en la actualidad.


Los pistachos , como todos los frutos secos, tienen poca agua y su contenido en nutrientes es muy concentrado. Esto significa que resultan ser un alimento con gran cantidad de nutrientes en muy poca cantidad o volumen de alimento.

A nivel de minerales contienen un gran aporte de potasio, con valores que llegan al 70% de las necesidades diarias recomendadas. Éste mineral es un electrolito que ayuda a mantener una correcta transmisión nerviosa, una correcta contracción de los músculos como el corazón, regula la presión arterial.
Debemos tener en cuenta que si comparamos los niveles de potasio de los pistachos con los del plátano o las bananas, una ración de pistachos de 20g o 20 unidades, nos aportan niveles parecidos de potasio que medio plátano pequeño. Con lo cual, podemos cubrir fácilmente nuestras necesidades y obtener todos sus beneficios, como promover la salud cardiovascular, protegernos de una hipertensión al regular la tensión arterial y también de una posible arterosclerosis.

Además, tendrá un gran efecto diurético, contrario a la retención de líquidos, ya que regula la eliminación de líquidos de nuestro organismo. Esta acción la realiza conjuntamente con el sodio, del cual, los pistachos contienen ínfimas cantidades.

También nos aportan altos contenidos de magnesio, cercanos al 35% de las cantidades diarias recomendadas en 100g de pistachos.
El magnesio es muy importante porque ayuda a relajarnos, por tanto, ayuda a combatir efectos del estrés, tales como ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, etc.
Ayuda a la contracción-descontracción muscular, a conciliar el sueño y por tanto, a descansar.
El magnesio tiene un efecto basificante para nuestro cuerpo, interfiere en la síntesis de algunas hormonas, ayuda a transformar los ácidos grasos esenciales como los de la familia omega 3 a DHA(es un ácido graso esencial para la correcta función cerebral y mantiene en correcto estado la retina del ojo).

Los pistachos tienen un contenido de hierro de origen vegetal que cubre el 44% de sus necesidades diarias, aunque debemos tener en cuenta que el hierro es menos biodisponible y se absorbe en muy bajas cantidades.
A pesar de ello, es una manera de complementar y variar nuestra alimentación de una forma muy sana, aunque evidentemente, si existe un déficit de hierro, tendrán preferencia de consumo, otros alimentos que tengan más cantidad de éste mineral o éste sea más biodisponible, para paliar lo antes posible las consecuencias que puede y ocasiona un déficit de hierro que podría conducir a la conocida anemia ferropénica.


Son muy ricos en cobre, puesto que una ración de 20 gramos o 20 unidades, cubre casi el 25% de los requerimientos. A nivel de manganeso, los pistachos se consideran un fruto seco que tiene una gran cantidad de éste mineral, ya que contienen hasta el 60% de las necesidades diarias requeridas. Conjuntamente con la vitamina B2, estos dos minerales ayudan a la producción de energía, y ayudan a evitar los efectos de los radicales libres producidos en el interior de nuestro cuerpo.

A nivel de los minerales con efectos antioxidantes, es decir, el zinc y el selenio, 100g de pistachos contienen un 23% y un 13% de las necesidades diarias recomendadas, respectivamente. Ambos minerales ayudan a combatir los efectos de los radicales libres, ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. 
Los pistachos no solamente contienen minerales con efectos beneficiosos, también contienen vitaminas y otros nutrientes importantes, con efectos destacables y saludables para nuestro organismo.

Los pistachos contienen muchas vitaminas, con diferentes efectos:
A nivel de vitaminas del grupo B, contiene pequeñas cantidades de todas, a excepción de la vitamina B12.
Especialmente, contiene gran cantidad de tres vitaminas del grupo B, la Tiamina (vitamina B1), que interviene en el metabolismo de los carbohidratos, proporcionándonos energía y con 100g de pistachos aportamos hasta un 50% de la cantidad diaria recomendada.


También contiene Piridoxina (vitamina B6), que interviene en el metabolismo de los aminoácidos y en la producción de niacina (vitamina B3). Los niveles que nos aportan 100g de pistachos de ésta vitamina, superan los valores de necesidades recomendadas diarias, es decir, nos aportan y cubren más del 100%.


De ácido fólico (vitamina B9), contienen en 100g de alimento un 25% de la cantidad diaria recomendada, necesaria para la formación de proteínas estructurales y la hemoglobina de la sangre. Un déficit de ésta vitamina puede conllevar un aumento del riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular, entre otras muchas posibles afectaciones negativas para nuestra salud.

Tiene un buen contenido en vitamina E, en forma de tocoferol, con un valor mínimo del 10%, aunque puede llegar a niveles cercanos al 50% de las necesidades recomendadas diarias con 100g de pistachos. Ésta vitamina tiene efecto antioxidante contra muchas reacciones de los radicales libres, que pueden ayudar a generar algunas enfermedades como por ejemplo enfermedades cardiovasculares, pero también tiene efecto contra los causantes de un envejecimiento prematuro de piel, células y tejidos.


Una ración de pistachos contiene un 15% de las necesidades diarias recomendadas de vitamina A, que nos ayuda a la regeneración de las mucosas y de los tejidos de nuestro cuerpo, a mantener en correcto estado la visión, concretamente la retina.

Contiene más fitoesteroles y luteína que todos los frutos secos, por tanto, sus efectos y beneficios serán también mayores. Por su contenido en fitoesteroles (280mg/100g ) nos aportara los beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Por su contenido en una sustancia llamada luteína, un antioxidante muy potente que nos mantendrá nuestra salud ocular en buen estado. Esta sustancia es un fitoquímico, que no es considerado un nutriente esencial, pero nos aporta beneficios como preventivo enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y contra el cáncer por su efecto contra las toxinas y sustancias cancerígenas, tienen un efecto antioxidante que neutraliza los radicales libres y evita la oxidación del colesterol LDL y retrasa el envejecimiento.

También contiene una sustancia denominada resveratrol, es otro fitoquímico, que también encontramos en el vino tinto, también con efectos preventivos contra enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Contiene un aminoácido llamado arginina, éste tiene efecto vasodilatador en las venas y arterias de nuestro cuerpo y facilita que el riego sanguíneo llegue correctamente a todas las partes y células de nuestro organismo. Ideal no solamente para prevenir problemas circulatorios, siendo de gran ayuda en aquellas personas que tienen una circulación difícil,piernas hinchadas o con sensación de pesadez y cansancio.

Los pistachos son capaces de reducir los niveles de colesterol malo o LDL y a la vez aumentar el colesterol bueno o HDL, en muy poco tiempo cuando se incorpora su consumo de forma regular, así como su elevado contenido de antioxidantes entre los cuales destacan las vitaminas A y E, con propiedades antiinflamatorias naturales que protegen los vasos sanguíneos y por lo tanto reducen el riesgo a padecer enfermedades del corazón.
El consumo moderado de pistachos ha demostrado incrementar los niveles de luteína, un antioxidante específico para reducir la oxidación del colesterol LDL, condición que reduce la probabilidad a desarrollar enfermedades cardiacas.

Cantidad de nutrientes por cada 100 gramos de pistachos:
Calorías603 kcal.
Grasa51,60 g.
Colesterol0 mg.
Sodio290 mg.
Carbohidratos11,60 g.
Fibra10,60 g.
Azúcares8,14 g.
Proteínas17,65 g.
Vitamina A25 ug.Vitamina C7 mg.
Vitamina B120 ug.Calcio136 mg.
Hierro7,20 mg.Vitamina B34,82 mg.

No hay comentarios:

Publicar un comentario