lunes, 25 de mayo de 2015

Boro



El Boro se encuentra en frutas y vegetales, sobretodo en melocotones y ciruelas. La importancia de este mineral no se ha tenido en cuenta hasta hace poco tiempo. Como los demás minerales traza, se necesita en el organismo en cantidades muy pequeñas, pero a pesar de esto, el BORO juega un importante papel a dos niveles: 

Por un lado, ayuda a retener el calcio en los huesos y previene las pérdidas de calcio y magnesio por la orina. Como consecuencia, ayuda a la mineralización ósea y previene la osteoporosis (alteración ósea mas frecuente en mujeres que se caracteriza por un desgaste y una pérdida de la masa ósea y que trae como consecuencia una mayor predisposición a las fracturas y esguinces). En mujeres postmenopausicas, estimula la secreción natural de estrógenos. 

Por otro, ayuda al cerebro a “funcionar mejor”. Se ha observado científicamente que, en personas mayores de 45 años con una dieta deficiente en BORO, su electroencefalograma (test que mide la actividad eléctrica del cerebro) demostró “alerta de depresión mental”. 

DOSIS RECOMENDADA: 1-3 mg diarios combinado con calcio, magnesio, manganeso y riboflavina. No existe RDA establecida para este mineral. Generalmente se comercializa en forma de Borato de sodio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario