jueves, 16 de julio de 2015

Zumo de remolacha

Se hizo muy popular en los JJOO de Londres donde se podía ver como muchos atletas llevaban sus botes de color morado con el tan ansiado zumo para poder rendir mas en las competiciones. Y hoy te lo contamos para que tu puedas hacer lo mismo.


Cruda, hervida o en conserva. Estas son las tres formas más comunes de consumir la remolacha, una hortaliza que suele estar presente en las ensaladas. Pero, aunque no parezca muy apetecible, otra opción para apropiarnos mejor de sus nutrientes es tomarla en zumo.

La relación del zumo de remolacha con el rendimiento se debe a su alto contenido en nitrato, un compuesto de nitrógeno y oxígeno, el cual se encuentra en nuestra dieta y es producido por nuestro organismo. Es capaz de ensanchar los vasos sanguíneos, reduciendo la presión arterial y permitiendo un mayor flujo de sangre, y afecta al tejido muscular, reduciendo la cantidad de oxígeno que necesitan los músculos durante la actividad.

Cuando ingerimos cualquier alimento que contenga Nitrato, en el caso que nos ocupa zumo de remolacha (alrededor de 300-500 ml, cantidad necesaria para aumentar los niveles de nitrito en sangre), el primer paso en su asimilación por parte de nuestro organismo se produce ya en la boca por medio de la saliva, donde las bacterias presentes en ella convierten el Nitrato en Nitrito. Una vez este pasa a nuestro estómago, el ambiente ácido de este da lugar a que se convierta en Óxido Nítrico. Ocurrido esto, las concentraciones máximas de Nitrito en sangre tendrán lugar a las 2 horas y media tras su ingesta por medio de la dieta.


Investigadores de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, estudiaron las propiedades del jugo y concluyeron que su alto nivel en nitrato mejora el rendimiento físico hasta en un 16% y que el consumo de oxigeno durante la actividad física disminuía.

Diversos estudios han demostrado que la ingesta crónica (3-15 días) y aguda (dosis única antes del ejercicio) se asocian con una mejora en la economía energética durante el ejercicio (reducción del consumo de oxígeno). Por lo tanto, se sugiere que la suplementación con zumo de remolacha antes de hacer ejercicio puede mejorar el rendimiento deportivo, tanto para ejercicio de baja intensidad como de alta intensidad.

Evidencias científicas afirman que durante el ejercicio de baja intensidad, el aumento de la absorción de oxígeno a nivel pulmonar y por lo tanto la necesidad de oxígeno durante este tipo de ejercicio aeróbico disminuyó un 7%. Además, un eficaz efecto en la administración de suplementos de nitrato se observó durante actividades de alta intensidad, donde el recambio de ATP disminuyó un 25%.

En otro de estos estudios se concluye que cuando los ocho voluntarios varones de edades comprendidas entre 19 y 38 años bebieron 500 ml de jugo de remolacha durante seis días fueron capaces de mejorar su resistencia al ejercicio, concretamente pedalear por un extra de 92 segundos. Además, también se observó que los participantes tenían una presión arterial más baja en reposo.

En 2012, se publican dos estudios que investigan los efectos del zumo de remolacha en el ciclismo de rendimiento. Los resultados fueron diversos, mientras que en determinados deportistas se podía apreciar el incremento de sus niveles de nitrito en sangre, en otros este aumento no se producía. Los investigadores especulan que esto podría deberse a atletas con un alto nivel de entrenamiento, su alta adaptación hace que los niveles de nitritos en sangre sean altos sin necesidad de suplementación. Por lo tanto, se debe estudiar si con la toma de dosis mayores y prolongadas en el tiempo se podrían observar mejoras en deportistas de alto nivel.

Es necesario que se siga investigando acerca de los efectos que tiene el zumo de remolacha sobre el rendimiento deportivo, tanto en competición como durante el entrenamiento.

Aunque es poco probable que el consumo de zumo de remolacha o de otras fuentes vegetales de nitrato pueda ser perjudicial (y de hecho, puede ofrecer otros beneficios para la salud), algunas investigaciones han expresado su preocupación por la posibilidad de que posea efectos secundarios desconocidos.

Lo que se conoce hasta ahora es que el zumo en forma concentrada y grandes dosis, puede ocasionar un leve malestar gastrointestinal, así como una coloración rosada temporal de la orina y las heces. Este es un efecto secundario inofensivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario