martes, 20 de octubre de 2015

Movimiento y momento. Parte II



En la primera parte abordamos que era el movimiento y el momento de flexión, ahora nos centraremos mas en el rendimiento deportivo con respecto a esos términos.

¿Por qué genera tanta pasión el tema del "ejercicio de flexión"? El entrenamiento del núcleo, el entrenamiento de los abdominales, la rigidez y la estabilidad del núcleo son todos componentes esenciales para el control del dolor, la mejora del rendimiento, y resistencia a las lesiones.

Las bases del rendimiento deportivo con respecto a la columna vertebral tienen cuatro componentes: 1) La rigidez proximal (es decir, la columna lumbar y el núcleo) mejora la capacidad atlética y distal y la velocidad de las extremidades; 2) Un sistema de cableado de conexión y sujeción muscular es esencial para que la columna vertebral flexible soporte con éxito la carga; 3) La co-activación muscular crea rigidez para eliminar micro-movimientos en las articulaciones que llevan a dolor y degeneración de los tejidos; 4) Una “armadura abdominal” es necesaria para atletas de combate y de impacto. Veamos ahora una por una.

¿Cómo la rigidez del núcleo mejora la velocidad y la fuerza de las extremidades? Consideremos un ejemplo con el hombro y el músculo pectoral mayor (que se inserta en la caja torácica en su extremo proximal, cruza la articulación del hombro, y se inserta en el húmero en la parte superior del brazo en su extremo distal). Cuando los músculos se contraen intentan acortarse. Considera la acción específica aquí: la contracción del músculo pectoral flexiona el brazo alrededor de la articulación del hombro moviendo el brazo debido al acortamiento del músculo en su extremo distal. Pero el mismo acortamiento también flexiona la caja torácica hacia el brazo en el extremo proximal del músculo, en otras palabras, flexión del núcleo. Por lo tanto, usar simplemente el músculo pectoral no resultaría en un empujón o golpe, ni rápido ni contundente. Ahora pongamos rígido el extremo proximal de la unión músculo pectoral, lo que significa rigidizar el núcleo y la caja torácica de modo que no se pueda mover. Ahora el 100% del acortamiento del músculo pectoral está dirigido a la acción en su extremo distal, produciendo un movimiento rápido y contundente en el brazo. De la misma manera, un núcleo endurecido bloquea el extremo proximal de los músculos de la cadera produciendo un movimiento más rápido de las piernas. Una pérdida de rigidez del núcleo causa que el torso se flexione cuando corres y produce una pérdida de velocidad: hubo algo de fuerza robada que debió haber sido expresada en la velocidad de las piernas. Por lo tanto, una ley universal del movimiento humano se ilustra del siguiente modo: "la rigidez proximal mejora la movilidad y capacidad atlética distal". Esto requiere un entrenamiento del momento de flexión (rigidez del núcleo), no del movimiento de flexión.

La columna vertebral es una pila de vértebras que se ve obligada a soportar cargas, sin embargo, es flexible. Un ingeniero no puede diseñar una estructura para que sea buena en ambas cosas. Una viga de acero que es recta y está de pie es rígida en su extremo, y puede soportar cargas que intentan comprimirla, cortarla y torcerla. Así, la viga puede soportar carga pero no se puede mover. Una varilla flexible que permite movimiento se doblará y se hará un bucle bajo carga, pero absorbe golpes. Nuestras columnas lo hacen todo: se doblan y permiten que los pulmones se llenen de aire, e incluso nos permiten bailar. La columna vertebral es esta hermosa estructura que es flexible y permite el movimiento fluido, pero requiere de un sistema de cables de sujeción de 3 dimensiones para endurecerse y estabilizarse cuando se la requiere para soportar cargas. Un análisis del sistema muscular, junto con sus hojas de fascia asociadas, revela un sistema de cables tipo inteligente que crea una rigidez equilibrada eliminando la posibilidad de inestabilidad y lesiones. Lo preocupante es que la vida moderna no pone en "sintonía" ni entrena este sistema de cables de sujeción y esto requiere entrenamiento de momento de flexión (rigidez del núcleo), no de movimiento de flexión.

Las lesiones en la espalda causan laxitud articular. Por ejemplo, una lesión en el disco, causa que este pierda altura, permitiendo micro-movimientos articulares aberrantes. Los micro-movimientos irritan los nervios sensoriales, lo que resulta en dolor de espalda y dolores irradiados. La rigidez de la columna, derivada de los músculos del torso co-contraídos, minimiza los micro-movimientos y controla el dolor. Recuerda que esta co-contracción es "sincronizada" para crear suficiente rigidez. Esto requiere de un entrenamiento del momento de flexión (rigidez del núcleo), no del movimiento de flexión.



Los atletas que requieren de una armadura abdominal para sobrevivir a las patadas y golpes necesitan entrenamiento abdominal. Los atletas de combate a menudo sufren de dolor de espalda. Por lo general, han entrenado los abdominales con altas repeticiones para construir esa armadura, pero con el tiempo desarrollan dolor de espalda, lo que termina con sus carreras. Modificar el enfoque sobre el movimiento de flexión hacia el enfoque de momento de flexión (rigidez del núcleo) haciendo que realicen ejercicios isometricos como planchas para el abdomen mejora la estabilidad de su núcleo y su tolerancia al entrenamiento habrá sido restaurada.



Finalmente podemos decir que tan importante es trabajar el movimiento de flexión como el momento de esta, y que uno sin el otro termina derivando en dolor y perdida de rendimiento, todo lo que no esperamos tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario