martes, 17 de noviembre de 2015

Dietas, dietas y mas dietas.



A lo largo de estos años he podido ver como salen numerosas dietas nuevas. Estas pueden ser de lo mas pintorescas o incluso muy sencillas, pero todas aseguran ser la panacea a la hora de perder peso. Hoy vamos ha hacer un pequeño repaso a todas estas dietas y veremos que tienen en común y que puede ser cierto.


¿Cuál es la "mejor" dieta para bajar de peso? ¿nunca te has hecho esta pregunta? He estado pensando mucho sobre esto recientemente especialmente a la luz de algunas cosas que he leído en twitter, blogs, Facebook ... sin duda hay un montón de opiniones por ahí y todo el mundo está convencido de que tienen razón y que su dieta es la mejor. Algunas se apoyan en estudios sin validez científica y otras en anécdotas personales que parecen convincentes, algunos incluso han establecido bases para "probar" que sus teorías sobre las causas de la obesidad y la diabetes. Detrás de todo esto hay grandes intereses económicos y en algunos casos la reputación de algunas instituciones que apoyan ciertos enfoques dieteticos.

Es interesante como algunos de estos enfoques parecen asemejarse, las guías de alimentación, las pirámides de alimentos, consejos ... son parecidos en la manera de comer, pero no se ponen totalmente de acuerdo. Entonces, si los expertos no se ponen de acuerdo, ¿que posibilidades de formular una dieta correcta tienen los "simples mortales"?

El caso es que todos los enfoques son suposiciones. Parece que hay suficientes pruebas a partir de mecanismos básicos y ensayos clínicos para apoyar que dietas de alta cantidad de grasas y proteínas, baja cantidad de grasa y alta de fibra, alta cantidad de vegetales y de fibra o una multitud de otros supuestos son efectivas. ¿Por que hay tantas maneras de formular dietas para perder peso y mantenernos saludables? ¿Podría ser que se pudiese enfocar de muchas maneras y todas funcionaran? ¿o estamos viendo historias con un guion elaborado?. Yo personalmente pienso que si, al menos en algunos casos. Pero parece, sin embargo, que todas las teorías tienen algo en común y en el que todos estan de acuerdo a la hora de perder peso, y es que se requiere un balance energético negativo. Esto quiere decir que tenemos que tomar menos calorías de las que consumimos para perder peso.

Pero ese peso que se pierde es importante saber a que corresponde. Hay que destacar que lo que se pretende es la perdida de grasa sobre la perdida de masa magra y parece bastante claro que una dieta alta en proteínas y acompañada de ejercicio físico es efectiva tal y como demuestran varios estudios al respecto. Pero el axioma fundamental es que el equilibrio energético tiene que ser negativo y cuando haces eso puedes perder peso y mantener tu nuevo peso. Pero sabemos que la tasa de éxito en la perdida de peso es baja y sin embargo, cada concepto de dieta y éxito de ventas que sale tiene una teoría nueva acerca de que es lo que hace que perdamos o ganemos peso y como olvidar lo que hasta ahora era lo correcto.


Se dice que los que no estudian la historia están condenados a repetirla, así que aquí tienes una lista de dietas de las que todos sabemos los resultados.

Paleo: En la dieta paleo puedes comer verdura, fruta, carne, pescado, huevos, frutos secos, semillas, aceites, especias y hierbas. En menores cantidades tubérculos y otras raíces. Pero no puedes comer ni azúcar ni ningún alimento procesado.

LCHF: Dieta baja en carbohidratos y alta en grasas.

Dieta vegetariana alta en fibra: Su conclusión es que consumir alimentos de plantas en lugar de productos de origen animal como la carne, los huevos y el queso le puede ayudar a mejorar su salud. Los productos de origen animal no contienen fibra en absoluto. Si desea seguir una dieta rica en fibra debe comer alimentos con pieles, cáscaras o semillas y evitar los alimentos procesados, bajos en fibra.

Real Food: Comida cruda y sin procesar. Los alimentos no pueden ser cocinados a mas de 40 grados y tienen que ser siempre frescos. En algunos casos como la carne de ave se permite la cocción para no producir infecciones intestinales.

Wheat Belly: Dieta en la que puedes comer de todo menos el trigo o alimentos que lo contengan. Limita también la ingesta de lácteos y frutas.

TLC: Propone hacer cambios en el estilo de vida ( Therapeutic Lifestyle Changes) y alimentación. Principalmente se trata de quitar el azúcar y los edulcorantes en la dieta y prescribe 30 minutos de actividad física al día.

Dieta Weight watchers: Se les asigna un valor a los alimentos y puedes comer los alimentos que quieras siempre y cuando la suma de los valores no supere al numero total de puntos que puedes tomar en el día. Requiere la vigilancia de otra persona para controlar los resultados.

Dieta Ornish: Es una dieta semivegetariana en la que las grasas no deben de superar el 10% de las calorías diarias.

Sugar Buster: Su objetivo es reducir la sensación de hambre y el número de calorías ingeridas y, para lograrlo, propone consumir solo alimentos de bajo índice glucémico

La dieta de la galleta: Es una dieta en la que se toman 6 galletas diarias, galletas especiales, por supuesto, y una cena baja en calorías consistente en carne magra y verduras. La ingesta total diaria es de unas 800 calorías.

Dieta del Hacker: Se basa en el equilibrio energético negativo, tomando menos calorías de las que se gastan. Es un método muy minucioso en el que todo va pesado y medido al máximo.

Dieta Kangatarian: Se come carne de canguro y vegetales. Al parecer la carne de canguro es baja en grasas.


Todas estas dietas fueron llamadas avances en la nutrición, formas revolucionarias y respuestas a la perdida de peso. Y las gentes aun las siguen, se aferran a ellas porque piensan que funcionan. 


También sabemos que no hay una formula especifica que promueva la perdida de peso duradera. La única cosa que parece ser cierta es que cualquiera que sean las personas que perdieron peso, tienen que seguir haciéndolo. Es decir, la clave para perder peso a largo plazo con éxito esta relacionado con adquirir las habilidades y los hábitos de comportamiento necesarios para efectuar cambios a largo plazo en su alimentación y actividad física. 

Y así, al considerar que la respuesta a la pregunta de qué dieta funciona y funciona mejor, tienes que dar un paso atrás y recordar tu historia. Todas las dietas tienen una historia de "éxito" a nivel individual y sin embargo el número de personas que son obesas sigue aumentando. Por lo tanto, ¿esta tu dieta en esta lista y es el mejor? Si funciona para ti, por supuesto que es la mejor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario