viernes, 29 de enero de 2016

Mareos al hacer ejercicio, algunas soluciones.


Los mareos que ocurren durante el ejercicio pueden ocurrir por diversos factores y en la mayoría de los casos pueden prevenirse adoptando unas simples medidas Muchas personas comentan haber sentido mareos cuando se ejercitan en el gimnasio o al realizar otro tipo de ejercicio, lo cual les causa preocupación ya que temen estar padeciendo algún problema de salud.


Los mareos durante el ejercicio son más comunes de lo que se piensa, generalmente ocurren cuando se lleva un rato ejercitándose y pueden deberse a diferentes causas.

Deshidratación
La deshidratación puede producir mareos y durante el ejercicio físico se dan tres condiciones que pueden causar una leve deshidratación. Son: El calor, la transpiración excesiva y el beber poca agua. Para evitar la deshidratación es necesario beber abundante líquido, lo cual debe hacerse antes, durante y después del ejercicio. También adaptar nuestro vestuario a clima, utilizar mucha ropa con temperaturas altas solo hará que nos deshidratemos.

Hipoglucemia
Entre las causas más comunes de los mareos durante el ejercicio se encuentra la hipoglucemia, se trata de una disminución brusca de los niveles de glucosa en la sangre. Durante el ejercicio intenso se “gasta” mucha glucosa y la solución es alimentarse bien antes de ejercitarse, de esa forma se evitará sufrir esos desagradables mareos. Controlar el estrés es una de las maneras de prevenir la hipoglucemia, este estado nervioso provoca la utilización de mucha glucosa por nuestro cuerpo.


Hipotensión
Al realizar ejercicio intenso se produce un descenso de la tensión arterial normalmente al finalizar un gran esfuerzo, esa es la tercera causa más frecuente de los mareos al ejercitarse en un gimnasio o al realizar otro tipo de actividad física en forma sostenida. En esos casos se debe detener el ejercicio, beber abundante líquido y comer algún alimento salado. 


Aunque éstas suelen ser las tres causas más comunes de los mareos al hacer ejercicio, no se puede tomar el tema a la ligera y dar por sentado que no existe ningún trastorno de salud. Cuando pese a adoptar medidas (alimentación e hidratación) los mareos se repiten con frecuencia, pueden deberse a problemas de salud, como por ejemplo las enfermedades cardiovasculares y será necesario consultar con un médico para realizar los chequeos correspondientes y así poner medios para no sufrir un accidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario