lunes, 1 de febrero de 2016

Cinturón de entrenamiento: ¿Si o no?

Entre los materiales que puedes tener disponibles en el gym podemos encontrar el cinturón de levantamiento, Si preguntas si es beneficioso que lo uses la mitad te dirá que si y la otra mitad que no, pero, ¿que es lo mas correcto?

El cinturón de levantamiento de pesas sirve para aumentar la estabilidad de la zona media-baja de la columna al aumentar la presión intraabdominal sobre todo en aquellos ejercicios en los que la espalda no está apoyada en ningún respaldo o banco y en los que por tanto, existe un mayor riesgo de lesión. Si las cargas que vas a utilizar no son máximas o submáximas el cinturón te va a servir de poco.

Pero es mejor formular de otra manera esa pregunta: ¿Cuándo debo utilizar cinturón?

No se trata de un si o un no rotundo, sino un cuando. La mejor recomendación es no usarlo siempre que nos encontremos sanos y realicemos nuestra rutina habitual siempre que esta no emplee pesos máximos y podamos soportar la tensión generada en la zona lumbar de la espalda. Pues para eso tenemos nuestra propia faja lumbar formada por el recto abdominal, transverso abdominal y los oblicuos internos y externos. Estos son los principales encargados de estabilizar el tronco durante los movimientos de levantamiento de cargas pesadas como pueden ser los ejercicios de musculación con pesas.

Pero hay una excepción, cuando hacemos un entrenamiento pesado, en el que los cinturones pueden aumentar la estabilidad del torso y ayudar al levantamiento.

De echo, si piensas que llevando siempre un cinturón estarás mas seguro ante lesiones te equivocas. Un abuso de este elemento puede hacer que los músculos estabilizadores de la parte baja de la columna pierdan tono y se vuelvan vagos. Por eso el cinturón debe de estar limitado a ciertos ejercicios y ciertas situaciones puntuales, sino el trabajo de estabilización de la columna recae en el cinturón y estamos limitando la función de los músculos. Por lo que una lesión con el cinturón puesto sera mas severa.


Existen dos tipos de cinturones: de nylon y de cuero, siendo estos últimos más rígidos, por lo que ofrecen mayor firmeza y seguridad a la zona lumbar, en otras palabras, son más efectivos. Sin embargo, los de nylon son más flexibles y pueden resultar menos incómodos para algunos usuarios. Otro punto que es importante destacar a la hora de elegir un cinturón lumbar adecuado es la talla y el tipo de cierre. La talla debe permitirnos apretar el cinturón a la cintura tanto como sea posible, de forma que la parte más ancha del cinturón se quede situada en la zona lumbar, es decir por la parte de detrás del tronco, en la espalda baja. Hay dos tipos de cierre: de hebilla, que tiene una serie de agujeros y posiciones fijas, y de velcro, que se puede ajustar perfectamente a la cintura de cada individuo al no tener posiciones fijas.


Recuerda que:

El cinturón lumbar o de levantamiento es un material efectivo a la hora de proteger la zona lumbar de posibles lesiones relacionadas con el levantamiento de grandes cargas, pero no se recomienda utilizarlo como norma general.

Su utilización permanente puede provocar un déficit en el desarrollo de la musculatura estabilizadora del tronco (Musculatura lumbar y abdominal) ya que minimiza la activación de estos músculos durante los ejercicios cuando se lleva puesto.

Debe limitarse su uso a situaciones especiales como la movilización de cargas pesadas o muy pesadas en ejercicios libres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario