viernes, 4 de marzo de 2016

Cinturón Ruso para tus piernas.


El Cinturón Ruso es una herramienta de entrenamiento especialmente diseñado para ejercitar y tonificar las extremidades inferiores (Bíceps femoral, cuádriceps e isquiotibiales).
Apareció a finales de los años 80 a partir de las experiencias del entrenador de atletismo Hans Ruf y tiempo después se fue extendiendo a otros países y a todas las disciplinas deportivas, debido a su facilidad de uso, precio asequible y versatilidad para crear diferentes variantes de ejercicios.


Las máquinas tradicionales que permitían un trabajo localizado, la prensa de piernas que permitía muscular los extensores de las piernas sin sobrecargar la columna, tienen el inconveniente de que no trabajan toda la cadena muscular de la misma forma que en las actividades deportivas. Los músculos fijadores del tronco y de la cadera están pasivos. El cinturón ruso o tirante musculador es un simple cinturón que permite fijar la pantorrilla dejando colgando el cuerpo con el centro de gravedad más alejado del fulcro de la palanca (Rodilla), aumentando mucho la sobrecarga.



Se ha demostrado mediante Electromiografia que una media sentadilla con el cinturón equivale a una sentadilla realizada con una barra con el 50% de 1RM. Si le añadimos 10 kg., equivale a la media sentadilla con el 60% y, si le añadimos 20 kg., equivale a una media sentadilla con el 70% de 1RM.


Principales ventajas:

  •  No sobrecargamos la columna vertebral, ya que para hacer un trabajo similar con media sentadilla, tendríamos que poner bastante peso (no sólo la espalda se aligera sino las rodillas y el resto de articulaciones).
  •  El trabajo isométrico produce un engrosamiento del tendón rotuliano con los beneficios que ello comporta (se supone que también se produce aunque no se trabaje en isométrico).
  •  El trabajo predominante que se realiza es excéntrico, aportando todos los beneficios tanto en ganancia de fuerza, prevención y rehabilitación.
  •  La hipertrofia es longitudinal con lo que incide más sobre el componente elástico del músculo.
  •  No requieren mucho material, solo que la colocación sea correcta y la técnica buena, para que se trabaje con la intensidad necesaria, evitando compensaciones y gestos incorrectos.

Hay que tener un especial cuidado con un par de puntos:
  • Posible compresión de estructuras en el hueco poplíteo (es decir, detrás de las rodillas, que es una zona vascularizada y de tránsito de nervios).
  • Puesta en tensión sobre todo del ligamento cruzado anterior de rodilla en el momento de realizar las sentadillas. Esto puede ser contraproducente si existe lesión o debilidad en dicho ligamento.


No hay comentarios:

Publicar un comentario