viernes, 3 de junio de 2016

Los cuerpos cetonicos como fuentes de energia

La cuerpos cetónicos se producen en el cuerpo como un subproducto del metabolismo de las grasas. Esencialmente los cuerpos cetónicos se forman en el cuerpo cuando hay un exceso de ácidos grasos disponibles. Las cetonas han recibido mucha atención en los medios de comunicación recientemente. Se ha informado de que los suplementos de cuerpos cetónicos se utilizan rutinariamente por los ciclistas profesionales.¿Hemos encontrado un nuevo combustible mágico para el músculo?

Los cuerpos cetónicos pueden servir como sustrato energético importante en ciertas condiciones, y se puede cambiar el uso de las reservas de carbohidratos y de grasa de tu cuerpo mediante estrategias dietéticas para aumentar las concentraciones en sangre de cuerpos cetónicos que requieren una dieta alta en grasas y baja extremadamente (dietas cetogénicas).

Las cetonas se conocen sobre todo como un sustrato para el cerebro durante períodos prolongados de inanición. El cerebro normalmente funciona con glucosa como único combustible. Durante el ayuno la glucosa no está disponible, por lo que en el cerebro se desarrolla la capacidad de utilizar un combustible alternativo: las cetonas. Esto es lo que parecía que era la función principal de estas, sin embargo se pudo comprobar mediante estudios que las cetonas son usadas por el musculo fácilmente.

Se ha demostrado que la ingestión de carbohidratos durante el ejercicio prolongado mejora el rendimiento del ejercicio. Sin embargo, se ha demostrado que los carbohidratos de las bebidas, geles o alimentos sólidos sólo puede ser enviados a una velocidad de 1 g / min al músculo. Este es el equivalente de 240 kcal / h, no es una gran cantidad teniendo en cuenta que los ciclistas pueden gastar tanto como 1.000 kcal / h durante varias horas. ¿Hay combustibles que pueden ser ingeridos, además de hidratos de carbono que ayuden a entregar la energía necesaria al músculo?
Las cetonas, al menos en teoría, pueden constituir una alternativa o adición de combustible. Se han utilizado sales cetónicas como suplemento, pero esto requiere la ingestión de grandes cantidades de sodio o potasio que causa toda clase de problemas de estómago. En la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, bajo la dirección del profesor Kieran Clarke, fue desarrollado un éster de cetona que parecía prevenir algunas de estas cuestiones.

Por lo tanto, en teoría, podemos dar un combustible que añade energía adicional, se utiliza rápidamente por el músculo y no requiere seguir una dieta cetogenica. Los atletas podían comer hidratos de carbono y todavía añadir cetonas, una situación muy favorable.

Pero hay una serie de inconvenientes, los ésteres de cetona recientemente desarrollados son extremadamente caros (según se informa unos 3000€ por litro). El gusto es otro tema. en realidad, se utilizan dosis bajas del éster de cetona para prevenir el mal sabor (amargo) y el alto coste.

Con las pequeñas cantidades de combustible que se añade, la pregunta es si vale la pena hacerlo, puesto que la adición de unos pocos gramos o unas pocas calorías por hora es poco probable que haga ninguna diferencia en absoluto.

Aunque algunos estudios han comenzado a estudiar los efectos de la suplementación de cuerpos cetónicos durante el ejercicio, no hay evidencia en la actualidad que los cuerpos cetónicos tienen efectos significativos en el rendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario