viernes, 4 de noviembre de 2016

Hiperplasia e hipertrofia de las células adiposas.


¿Alguna vez te has preguntado por que tienes tanta facilidad a engordar? Pierdes kilos, pero los recuperas rápidamente. Todo esto esta relacionado con el tema que nos ocupamos hoy.



Lo primero que tenemos que saber para poder explicar estos dos términos es que es un adipocito. Es una célula del tejido adiposo de cuerpo humano. El tejido adiposo es fundamental para el ser humano. Es responsable de muchas funciones y no se podría prescindir de él. Sin embargo un exceso de este tejido genera una serie de complicaciones en la salud del ser humano. El exceso de tejido adiposo se conoce como sobrepeso y obesidad. Las enfermedades más comunes derivadas de la obesidad son los problemas cardiovasculares y traumatológicos que en ocasiones llegan a la muerte. La obesidad y el sobrepeso es considerada una pandemia según la Organización Mundial de la Salud y muchos profesionales la combaten a diario.

Sin entrar en demasiados detalles, señalaremos que existen dos tipos de adipocitos: los adipocitos blancos (relacionados directamente con la leptina, una hormona de gran importancia para el ser humano) y los adipocitos marrones (cuyo color marrón viene dado por el elevado número de mitocondrias que poseen) y son los que el ser humano utiliza para el proceso de mantener la temperatura. De esta división de los adipocitos se puede extraer la mención que se hace a una “grasa blanca” y una “grasa parda o grasa marrón”.

Ahora que sabemos que es un adipocito y donde se encuentran, vamos a ver que es la hiperplasia y la hipertrofia de las células adiposas.

  • La hipertrofia adipocitaria es un proceso celular en el que el adipocito aumenta su tamaño. Esto ocurre al cuando capta los trigliceridos procedentes de la digestión y los absorbe. Al tiempo que van absorbiendo grasas van aumentando su tamaño. Pero ese tamaño tiene un limite, y cuando el adipocito llega a ese limite de almacenamiento se produce el siguiente proceso.
  • La hiperplasia es el proceso por el cual el adipocito se divide en dos células nuevas, duplicando así la capacidad de almacenamiento. Esta es quizás el mas perjudicial de los dos procesos.

Con estos datos se pueden diferenciar dos tipos de obesidad, la hipertrofica y la hiperplasica. Donde la hipertrofica seria una obesidad donde el tamaño de los adipocitos seria mayor que su valor normal, y la hiperplasica seria cuando el numero de adipocitos a aumentado por encima de los valores normales.

Para que lo entendamos mejor, imaginemos una persona obesa, con 80 kilogramos de peso y un porcentaje de grasa corporal de un 35%. Eso serian unos 28 kilogramos de grasa. Ahora partimos de que tiene (me lo estoy inventando) 5,000.000 de células adiposas, con un tamaño de 0.7 microgramos cada una. Con esto aun tiene espacio para almacenar mas grasa en cada en cada adipocito.
Esa persona no tiene hábitos saludables y aumenta su peso y su porcentaje de grasa corporal de manera que ahora tiene 30 kilogramos de grasa corporal. Sus adipocitos aumentaron de tamaño a 0.9 microgramos, ahora están mas inchados y casi a su limite de capacidad.
Vuelve a coger peso y esta vez su grasa corporal es de 35 kilogramos. Nos encontramos que el tamaño de sus adipocitos a disminuido a 0.5 microgramos, pero en lugar de 5 millones como tenia ahora tiene 6 millones. Por lo tanto esta persona a aumentado su capacidad de poder almacenar grasa de manera considerable al aumentar el numero de adipocitos.

Sigamos con la persona imaginaria, su vida da un giro, adquiere hábitos saludables, come adecuadamente, hace ejercicio, descansa bien... y consigue perder peso y grasa corporal, de manera que pierde unos 17 kilogramos de peso. Ahora el tamaño de sus células grasas cae hasta 0.2 microgramos, lo que esta muy bien, pero su numero de adipocitos se mantienen en 6 millones. ¿Por que? Una vez que se crean adipocitos nuevos no nos podemos deshacer de ellos. Esta persona aumento su capacidad de almacenar grasa y ahora tiene los depósitos por debajo de la mitad, pero potencialmente tiene una gran capacidad que puede volver a llenar.

Con esto quiero que veáis lo importante que es el no llegar a producir hiperplasia, si tenemos una capacidad de almacenamiento de grasa es importante no aumentarla, ya que seria mas fácil aumentar el tejido graso de nuestro cuerpo dado que tenemos mas espacio para almacenar mas energía.

Aun es mas importante tomar medidas cuando somos jóvenes, el numero de adipocitos crece de manera natural hasta que cumplimos los 20 años aproximadamente, a partir de ahi se mantiene y va disminuyendo poco a poco con la edad. Se ha estimado que perdemos en torno a un 8% de adipocitos cada año a partir de los 20, pero eso no implica que si tenemos malos hábitos no vuelva a aumentar dicho numero.


En la gráfica se muestra que, en general, nuestro número de adipocitos se establece antes de los 20 años de edad, y el número total de adipocitos de un adulto suele estar en el rango de 4-8E10 (40,000 millones para los delgados, en azul, el doble, 75,000 millones para los obesos, en rojo).

Por lo tanto es muy importante, sobre todo para los niños el fomentarles hábitos saludables y enseñarles a llevar una dieta sana, equilibrada y fomentar la actividad física, ya que esto permitirá que el numero de adipocitos con los que llegue a los 20 años no sea alto, y por lo tanto su tejido graso este en un nivel saludable.

Entonces cuando una persona obesa pierde peso y lo recupera fácilmente en el momento que deja la dieta estamos hablando de una persona con obesidad hiperplasica. Pero si pierde peso y se mantiene en el con facilidad el tipo de obesidad que tenia era hipertrofica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario