viernes, 16 de diciembre de 2016

Comidas y cenas de navidad: Máximo Riesgo.

Como en aquella película de escaladores, donde Stallone se quedaba colgado de una mano para no caer en el vacío y tener una muerte segura, tu esfuerzo y sacrificio de todo el año se aferran a la barra mas pesada que tengas en el gym para que en estos días no se precipiten en el abismo del comer y beber sin medida tirando por tierra todo lo conseguido.


Es tiempo de celebraciones, compañeros de trabajo, amigos de la infancia, familia, compañeros del gym, de las clases de ingles, los que salen en grupo a correr... Muchos grupos a los que pertenecemos, y nos gusta, por lo menos una vez al año, reunirnos para disfrutar juntos de una buena mesa, y lo que venga detrás. Estoy totalmente de acuerdo, ¿a quien no le gusta pasárselo bien con unos amigos alrededor de la mesa?, compartir anécdotas, risas y abrazos los mas cariñosos. Pero piensa también en todo el trabajo y dedicación realizado durante todo el año, entrenamientos agotadores, dietas, horas de cardio, HIITs y miles de abdominales, para que en estos días, lo que cuesta conseguir en un año lo pierdas en una semana. Y en enero a empezar de nuevo. No tiene sentido, nuestra salud no entiende de fiestas y nuestro rendimiento tampoco. Como decía Aristoteles, "la virtud esta en el termino medio, determinado por la razón y por aquella por la cual decidiría el hombre prudente". Así es que no se trata de perderse perderse la fiesta, ni tampoco de perder la cabeza, mas bien de encontrar un punto medio donde puedas sentirte a gusto y cuidarte a la vez de todos los vicios.

Como consejos para encontrar esa virtud os puedo dar los siguientes:

  • Selecciona los entremeses. Esta es una de las claves, podemos utilizarlos para quitar la sensación de hambre y cuando pasemos a los platos el estomago no nos pedirá mucho mas. Selecciona entremeses que no sean grasientos, que sean productos poco cocinados y ricos en proteínas. Un ejemplo lo tienes en las gambas o langostinos, o un buen jamón, desecha los fritos, los patés y los embutidos grasos.
  • Vigila el tamaño de las porciones. Por mucho que algo te guste, intenta servirte una cantidad moderada dentro de tu plato, sobre todo si se trata de alimentos con un alto índice de grasas. Procura no repetir, ni echarte segundas raciones ya que esto puede echar por tierra todos tus esfuerzos.
  • Controla los postres. Se que es muy difícil en estas fiestas. Mazapanes, polvorones, bombones, turrones y demás dulces típicos de estas fechas que están llenos de calorías vacías, azucares y grasas que no te interesan para nada. Puede picar algo de dulce, es navidad, pero contrólate, seguramente estás más que suficientemente lleno después de todos los platos que has degustado así que darle un toquecito de dulce al cuerpo es suficiente.
  • ⛔Alcohol⛔ Este es el verdadero problema de estas fechas, las copas después de las comidas y cenas arruinan cualquier control que hayas tenido durante la comida. Son calorías vacías y ademas nada buenas para tus músculos y entrenamientos. Intenta solo beber para algún brindis y poco mas, aquí el control debe ser absoluto. También mencionar aquí, aunque no lleven alcohol, los refrescos azucarados y los zumos industriales que no tienen ningún tipo de valor nutricional y si muchos azucares.
Pero lo que no te puede faltar es el poder disfrutar de la amistad y de la familia sin control.

No hay comentarios:

Publicar un comentario