lunes, 23 de enero de 2017

Utiliza el móvil sin dañar tu postura.


No podemos negar el hecho de que la tecnología ha transformado la forma en que vivimos, de la forma en que nos comunicamos y compartimos información a través de nuestras actividades diarias. En otras palabras, estamos pegados a nuestros dispositivos y estamos pagando un peaje en nuestros cuerpos.


Lo más probable es que estés mirando hacia abajo en tu dispositivo para leer este artículo - la cabeza hacia adelante, hombros redondeados y la espalda inclinada. A medida que se redondea la parte superior de la espalda, la cabeza y el cuello comienzan a sobresalir hacia delante y fuera de la alineación de la columna vertebral. No es de extrañar que te duela el cuerpo.

Un estudio realizado por el Dr. Kenneth K. Hansraj, jefe de cirugía de columna vertebral en el centro de Rehabilitación y Medicina de columna vertebral de Nueva York, se encontró que a medida que la cabeza humana se inclina hacia adelante, las fuerzas que sufre el cuello aumentan. Cuando llevamos nuestra cabeza en una posición sana, neutral, las fuerzas de la columna cervical son alrededor de 4 a 5 kgs. Sin embargo, mira lo que pasa cuando inclinamos nuestra cabeza hacia adelante:



Aumentos repetitivos del estrés de esta naturaleza pueden dar lugar a todo tipo de problemas de cuello, incluyendo un desgaste prematuro, degeneración, y posiblemente la necesidad de cirugía.

La mayoría de la gente cuando utiliza un teléfono inteligente, y lo hace de pie, asumen una inclinación del cuello entre 45 y 60 grados. Eso significa que vamos a aumentar de los normales 4-5 kgs de peso sobre el cuello a un importante peso de 22 a 27 kgs.

Cuando añadimos que pasamos en promedio de 2 a 4 horas con la cabeza inclinada sobre la lectura de mensajes de texto en nuestros smartphones, se acumulan entre 700 y 1.400 horas por año de exceso de tensión sobre la columna cervical. Para empeorar las cosas, los estudiantes están gastando un extra de 5.000 horas mas inclinados sobre la lectura y escritura de mensajes de texto en sus dispositivos.


Los siguientes son algunos consejos simples y fáciles para evitar estos efectos secundarios negativos.

  1. Trata de vez en cuando de mover la cabeza lentamente de lado a lado , estirando tus músculos;
  2. Masajea tus hombros, los músculos laterales de tu cuello, y la zona entre los omóplatos;
  3. En una puerta de pie, extendiendo tus brazos, y doblando el tórax. Esto ayuda a relajar los músculos que quedan tensos después de usar un smartphone durante mucho tiempo;
  4. Después de usar el teléfono durante más de 15 minutos, presiona la barbilla hacia el cuello y aprieta y juntar los omóplatos. Repite este ejercicio varias veces, manteniendo la posición durante 10 segundos;
  5. Cada vez que utilices un teléfono móvil, hay que recordar que una postura correcta AHORA puede ayudar a evitar muchos problemas de salud en el FUTURO .

No hay comentarios:

Publicar un comentario