lunes, 20 de febrero de 2017

No pierdas el tiempo andando I.

Andar es algo que esta muy sobrevalorado, últimamente escucho a muchas personas con diferentes objetivos que realizan largas caminatas para intentar conseguirlos. Los médicos lo recomiendan para casi todo, igual que la natación, pero sin saber realmente lo que están prescribiendo. Descubre lo que puedes conseguir cambiando el ritmo de tus pasos.


Vas por la calle de camino al gimnasio y ves a gente con ropa deportiva o cómoda andando como si quisieran ir al baño y este estuviese muy lejos. Algunos andan mas rápido que otros, también hay grupitos que van conversando en el que uno o una va algo mas rápido y tira de los demás para que le sigan el ritmo. Llegas al gimnasio y te ves las cintas de correr llenas de personas que también andan, algunos llevan subidos ahí incluso mas de una hora. También andan en pareja, conversando con la persona que tienen en la cinta de al lado. No puedo evitar fijarme en lo diferentes que son unos perfiles de otros de los usuarios de las cintas, podemos encontrar personas mas maduras, chicas y chicos jóvenes, personas de mediana edad, obesos, sedentarios que empiezan a ejercitarse y gente que parece estar en forma, hay de todo un poco. 

Pero, ¿por que lo hace cada uno de ellos? y lo que es mas importante: ¿hacen lo mas correcto?. Si le preguntas a cada uno de ellos te dan su propia razón:
  • Porque no puedo correr.
  • Andar es muy sano.
  • Me da miedo correr en la cinta no me caiga.
  • Me van a doler las articulaciones si corro por el impacto.
  • Quiero perder peso, no ganar una maratón.
  • Así pierdo mas grasa.
  • Correr es mas cansado.
  • Me lo ha dicho el medico.
  • Me han recomendado andar para adelgazar.

Y así podría rellenar cuadernos enteros con excusas por las que no cambiarían el ejercicio. Pero si analizamos algunas de estas respuestas podemos ver como carecen de sentido en casi todas las ocasiones.

Hay muchas personas a las que no les gusta salir de su zona de confort, es por eso que el ejercicio que menos les cuesta hacer es andar, y si mientras están hablando con el de al lado, o viendo la tele mientras pasa el tiempo que tienen que estar allí, mejor que mejor. Pero a estas alturas, todos deberíamos saber que si no salimos de nuestra zona de confort y nos retamos, no vamos a ser capaces de mejorar, de conseguir las adaptaciones que realiza el ejercicio físico en nuestro cuerpo, y que tan beneficiosas son para nuestra salud. Por eso les digo a estas personas que no se conformen con andar durante una hora, que experimenten el correr durante un minuto, que se detengan si no pueden, que lo vuelvan a intentar, y que poco a poco serán capaces de realizar ejercicios mas intensos que andar, con los que mejorar su salud y conseguir los objetivos estéticos por los que generalmente están allí.

Luego están los que te dicen que no se atreven a correr porque les da miedo no se caigan, y ademas te los ves agarrados a la cinta como si las manos formaran parte del aparato, ahora, eso si, a una velocidad que no serian capaces de mantener si se soltaran. Aquí hay dos puntos que corregir. Si te da miedo correr en la cinta puedes hacerlo en la calle, y ademas puede ser menos monótono, ¿no se que estas haciendo en la cinta?. También puedes adaptarte poco a poco a la carrera en la cinta cogiendo confianza, soltando una mano, después apoyando un par de dedos y sin darte cuenta te habrás soltado. Si te agarras en la cinta, estas perdiendo un 40% de intensidad en el ejercicio, es mejor que andes a 5 km/h suelto que a 7 km/h agarrado, pues de la ultima manera sera como el esfuerzo que harías a 4 km/h y solo estarías engañándote en lugar de ejercitar a mas intensidad, que me imagino que es lo que pretendes cuando aumentas la velocidad.

Por ultimo, vamos a ver por que la razón de andar en lugar de correr para evitar dolor en las articulaciones no tiene fundamento. Un reciente estudio de la Universidad Brigham Young en Provo, Utah, sugiere que en realidad, correr podría reducir la inflamación en las articulaciones. Seeley y sus colegas llegaron a su sorprendente conclusión después de analizar el líquido de la articulación de la rodilla de varios hombres y mujeres sanos entre las edades de 18 y 35. Los investigadores buscaron signos de inflamación en los marcadores químicos antes y después de una carrera de 30 minutos y encontraron pocas diferencias. "Lo que ahora sabemos es que para las personas jóvenes y sanas, el ejercicio crea un ambiente anti-inflamatorio que puede ser beneficioso en términos de salud de las articulaciones a largo plazo", dijo el autor principal.
Los huesos deben trabajar con impacto, por su propio bien. Las investigaciones han establecido definitivamente que someter a los huesos a un estrés contralado y de forma continua favorece la fijación del calcio, y por lo tanto una mayor masa ósea o al menos la reducción de pérdida de 
masa ósea en personas que envejecen. Nadar o montar en bicicleta, muchas veces indicados por los médicos, ayudan a fortalecer y a mantener fuertes los músculos y reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, pero no son los más eficaces para fortalecer los huesos.

Recuerde: Si tiene problemas de salud, como problemas cardíacos, tensión arterial alta, diabetes u obesidad, o si tiene 40 años de edad o más, consulte con el médico antes de comenzar a hacer ejercicio con regularidad.

En la segunda parte veremos que alternativas usar para cambiar el andar por otro ejercicio mas productivo y eficiente, no te lo pierdas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario