lunes, 12 de junio de 2017

El trabajo de un entrenador


EL trabajo de un entrenador.
Lo ideal sería, que un entrenador cuente con una educación básica de grado universitario relacionado con la Educación Física o Ciencias de la Salud. Aunque existen asociaciones de Fitness que brindan cursos para obtener diplomas que permitan trabajar como entrenadores a todo aquel que sea un amante de los deportes.


En algunos centros deportivos, o gimnasios ponen como condición, para que una persona pueda trabajar como entrenador, simplemente ser un verdadero amante a los deportes y saber cómo realizar los entrenamientos correctamente, aunque no es lo más correcto, pues pueden surgir casos en los que no sepan cómo actuar o hacerlo de manera equivocada debido a la pobre formación, puesto que un buen entrenador no solo sabe realizar entrenamientos, tiene que saber las características propias de cada cliente y los riesgos a los que este se puede enfrentar. Pero siempre es importante estar al día actualizando contenidos e información, ya que la competitividad, como en toda profesión, es de vital importancia. Siempre es bueno aprender nuevos métodos o técnicas de enseñanza y entrenamientos. 

AUTODETERMINACIÓN



Al fitness se lo relaciona con muchas cosas. Cardio, Pilates, Step, Body Pump. En algunos países dedicarse al fitness es tan común como cepillarse los dientes, en otros países es como una especie de hobbie.
Por eso esto debe ser como parte de nuestra vida diaria, y algo a lo que estamos acostumbrados.


TIPOS INTERNOS


Los entrenadores de fitness entrenan de dos formas:
Individualmente y grupalmente
El que se dedica a dar entrenamientos individuales, trabaja de manera personalizada haya donde se le requiera, ya sea en un gimnasio, una pista de atletismo, o al aire libre en un parque o en la playa. En algunos clubes realizar estos entrenamientos personales está prohibido. Normalmente el trabajo es por horas, por lo que se puede complementar como monitor de sala en gimnasios y centros deportivos.
Los entrenadores de grupos dan clases de bailes, de yoga, Pilates, Less Mills…. Estos suelen ganar un sueldo más estable, pues las clases colectivas tienen un horario fijo, mientras que los entrenamientos personalizados dependen más de las necesidades y la disponibilidad de los clientes.

Pero ambos grupos deben de tener una buena energía emocional, siempre estar sonrientes, ser simpáticos con los clientes, elegir buena música para sus clases. 


COMPETIDORES 


Antes se pensaba, que en los gimnasios solo trabajaban los musculosos. Ahora en los gimnasios trabajan entrenadores con cuerpos delgados y tonificados, que pueden llegar a parecernos personas normales ya que como decía al principio no solo hay que saber entrenar bien uno mismo, sino saber transmitirlo a los clientes y saber cuál es el mejor entrenamiento para él, no solo para ti. Un gran porcentaje de clientes buscan un entrenador personal para poder mantenerse en forma y tonificar su cuerpo, son pocos los que desean aumentar su masa muscular en grandes proporciones. También la imagen que transmite es muy importante, por lo que hay que mantener un cuerpo moldeado y una figura saludable.

CLIENTES


Los clientes piden siempre lo mismo: Adelgazar 5 kilogramos, prepararse para el periodo de vacaciones, perfectos abdominales, endurecer las nalgas, parecerse a aquella chica de la portada de una revista…. En muchos gimnasios el plan no es hacer lo que el cliente pida, más bien mantener al cliente el más tiempo posible en el gimnasio. 


ASPECTO PERSONAL


Un buen entrenador debe de verse bien siempre y por supuesto vestir de forma adecuada. Obviamente uno no va al gimnasio a lucir como en un desfile de moda, pero muchos clientes toman mucha atención a la vestimenta del entrenador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario